17 de agosto de 2022

El pasado 29 de junio la Tierra tardó 24 horas menos 1,59 milisegundos en completar una vuelta sobre sí misma

El pasado 29 de junio la Tierra tardó 24 horas menos 1,59 milisegundos en completar una vuelta sobre sí mismaPixnio

Ciencia

La Tierra completa su día más corto en más de medio siglo, y nadie sabe a qué se debe

Los sistemas de medición han detectado un aumento en la velocidad de rotación de nuestro planeta en los últimos años

La Tierra tarda 24 horas en completar una rotación sobre sí misma, pero no siempre son exactas: suele haber variaciones de algunos milisegundos de un día a otro, un escaso margen que el pasado 29 de junio alcanzó su punto más bajo (24 horas menos 1,59 ms) desde la década de los 60, cuando esto comenzó a medirse.
La tendencia no es nueva. En los últimos años, el Servicio Internacional de Sistemas de Referencia y Rotación de la Tierra (IERS), organismo responsable de mantener el tiempo global y sus estándares, ha constatado un aumento en la velocidad de rotación del planeta.
Para paliarlo, la entidad implementó lo que se conoce como «segundo intercalar», una fórmula creada para compensar estas variaciones, que en caso de llegar a cierta magnitud podrían incluso afectar a sistemas como los satélites GPS o los relojes automáticos que usamos a diario. «Si la rotación rápida de la tierra continúa, podría llevar a la introducción del primer salto de segundo negativo. Esto sería necesario para mantener el tiempo civil –que se basa en el latido súper constante de los relojes atómicos– al mismo ritmo que el tiempo solar –que se basa en el movimiento del sol a través del cielo–. Un segundo bisiesto negativo significaría que nuestros relojes se saltan un segundo, lo que podría crear problemas para los sistemas de TI», explicó el astrofísico Graham Jones en Timeanddate.com.
Aunque las causas de esta aceleración son por el momento desconocidas, algunas hipótesis apuntan a fenómenos como la fuerza gravitacional de la Luna (que modifica la del planeta y en consecuencia ralentiza o aviva el giro de la Tierra en función de su posición), el derretimiento de los glaciares (lo que causa menor peso en los polos y puede dar lugar a un giro más rápido) o actividad en el interior del planeta, como el caso de los sismos.
Por otro lado, «resulta imposible con la tecnología actual», recalcan algunos científicos, conocer si esta tendencia seguirá durante los próximos años o si ya se ha alcanzado la duración mínima que puede registrar un día.

Temas

Comentarios
tracking