08 de febrero de 2023

Uno de los platos que componen el radiotelescopio MeerKAT, en Sudáfrica

Uno de los platos que componen el radiotelescopio MeerKAT, en SudáfricaWikimedia Commons/Morganoshell

Ciencia

Un proyecto en Sudáfrica multiplica por 1.000 las posibilidades de encontrar vida extraterrestre

El proyecto Breakthrough Listen, centrado en la exploración de tecnofirmas, estudiará un campo de observación 50 veces más grande y con más herramientas que el de otros telescopios repartidos por el mundo

La siempre quimérica búsqueda de vida extraterrestre multiplicará por 1.000 las posibilidades de hallar rastro de ella durante los dos próximos años.
Esta es la carta con la que el Observatorio de Radioastronomía de Sudáfrica (SARAO, por sus siglas en inglés) ha presentado las operaciones que prevé desarrollar en el marco del proyecto Breakthrough Listen, centrado en la exploración de las llamadas tecnofirmas, indicadores de tecnología de origen alienígena a lo largo y ancho del universo.
El programa, en concreto, tendrá lugar en el potente radiotelescopio MeerKAT, en la desértica región sudafricana de Karoo y donde se desplegará un instrumento que complementará a las búsquedas ya en marcha en otros telescopios del mundo. Esta herramienta, bautizada como MeerKAT Array, se servirá de los 64 platos de los que está dotado el MeerKAT para estudiar un área 50 veces más grande que la que abarcan observatorios como el de Green Bank, en EE.UU.
Según explica el SARAO, el nuevo superordenador que incorpora la infraestructura permite combinar señales de los 64 platos para obtener escaneos de alta resolución de un amplio campo de estrellas con excelente sensibilidad, pero sin afectar la investigación de otros astrónomos que están usando la misma matriz de radiotelescopios. En este sentido, añaden los expertos, escanear 64 objetivos a la vez dentro del campo de visión principal también mejora la precisión obtenida al rechazar las señales de interferencia de la tecnología humana, como los satélites.

Alpha Centauri, la prioridad

El lugar por el que los integrantes del proyecto comenzarán a indagar será el sistema Alpha Centauri, ubicado a unos 4,36 años luz de la Tierra y compuesto por tres estrellas: Alpha Centauri A, B y C, de las cuales la última (también llamada Próxima Centauri) alberga dos pequeños planetas rocosos en su zona habitable. En conjunto, las exploraciones se centrarán en el llamado Universo Local, una región esférica que va desde la Tierra hasta unos 1.000 millones de años luz en cualquier dirección.
Pese a que la detección de tecnofirmas constituye la principal referencia de los especialistas en la búsqueda de vida extraterrestre, solo la llamada 'señal Wow!', recibida en 1977, ha mantenido desde entonces un posible origen extraterrestre que no ha sido nunca confirmado.
Comentarios
tracking