20 de mayo de 2022

MADRID, 11/05/2022.- La ministra de Igualdad, Irene Montero, interviene en el Congreso para responder a una interpelación de Vox sobre las medidas que va a adoptar su departamento para garantizar la igualdad entre los españoles durante el pleno celebrado este miércoles en el Congreso de los Diputados. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

La ministra de Igualdad, Irene Montero, insultó a todos los votantes de Vox con un poema de Cristina Peri RossiEFE

Irene Montero utiliza un poema de Peri Rossi, Premio Cervantes, para insultar a Olona

El nivel intelectual de la cámara parlamentaria roza la excelencia demagógica y el uso partidista de versos y etiquetas de fascismo para demonizar al adversario

Tras presentarse como candidata a la Junta de Andalucía y «defensora de las mujeres», la diputada de Vox, Macarena Olona, ha asistido a un ejercicio de interpretación libre y literaria por parte de la ministra de Igualdad, Irene Montero que, en un arrebato de lirismo, ha utilizado a la nueva Premio Cervantes de Literatura, la poeta Cristina Peri Rossi, para atizar el avispero de la polarización y el fantasma del fascismo.
El espectáculo en el que se ha convertido el hemiciclo desde la entrada en la vida política de personajes sin cultura alguna, nos deja cada día unas declaraciones paradigmáticas de lo que no es hacer política, sino encender los ánimos y las réplicas cada vez más violentas, envueltas en «buenismo» y dignidad ensoberbecida de fariseo laico.

Mujer contra mujer

Olona ha aprovechado su intervención desde la tribuna para dirigirse a los votantes andaluces y «dar un mensaje de esperanza a las mujeres», ante las que se ha presentado como «una mujer que es, y se siente, muy mujer», perteneciente a la generación a la que le inculcaron que la meta era el éxito profesional y que, cuando lo consiguió, se sintió sola y estafada por el feminismo», momento en el que «decidió» tener un hijo.

Abrir una cuenta en el banco o abortar

Tras estas palabras, Irene Montero no ha dudado en recriminarle a su interlocutora de Vox su falta de propuestas y se ha autoproclamado la verdadera defensora de los servicios públicos a los que Vox «parece oponerse»; ha tachado de «valiente mentira» que todo lo que Olona es lo haya conseguido con su único esfuerzo, y le ha recordado «la histórica lucha feminista que ha logrado para las mujeres, desde el voto y el derecho a abrir una cuenta bancaria, al derecho a abortar». Después, para finalizar, y en un ejercicio de descontextualización, demagogia e interpretación interesada, ha usado los versos de la última Premio Cervantes de Literatura, Cristina Peri Rossi para arremeter contra Vox con las cadenas del fantasma fascista.

El tiro del fascista

«Fíjese que el poema va de la familia» ha avisado Montero a la diputada Macarena Olona para, a continuación, lanzar su afilada interpretación de unos versos escritos en otro tiempo y en otro contexto muy distinto al que vive nuestro país:
«Podríamos hacer un niño y llevarlo al zoo los domingos. Podríamos esperarlo a la salida del colegio. Él iría descubriendo en la procesión de nubes toda la prehistoria. Podríamos cumplir con él los años. Pero no me gustaría que al llegar a la pubertad un fascista de mierda le pegara un tiro».
Flaco favor le hacemos a la cultura y a sus autores, cuando estos se usan para los propios intereses, en vez de por el gusto y el deseo de aprender. La politización de las artes es una artimaña más, aunque no nueva, de adoctrinamiento panfletario y demagógico. Y el uso de las artes, en este sentido, convierte a los artistas, sea cual sea su disciplina, en instrumentos indefensos de la polarización, en vez de ser vehículos para descubrir la bondad, la verdad y la belleza. En cuanto a Peri Rossi, la poeta en estas líneas no se debió referir a cualquier fascista, y menos español, ya que la dictadura en su Uruguay natal, la pasó exiliada en Francia, Alemania y España desde que, en 1972, llegara a nuestro país.
Comentarios
tracking