02 de octubre de 2022

Roca Rey en San Sebastián

Roca Rey en San SebastiánEFE

'El verano exitoso' del ciclón peruano Roca Rey

El torero de Lima suma actuaciones por triunfos incontestables plenos de valor, maestría y conocimiento de la lidia

Andrés Roca Rey torea cada día, como antaño los mejores del escalafón. El torero de Lima torea y torea y torea y suma tardes como triunfos y convencimientos. Roca Rey convence a los tendidos que no se quedan sin el detalle pertinente a pesar de los toros y hasta de los alberos, como el de San Sebastián el 15 de agosto, a cuyo público el peruano, a pesar de todo, no privó de su porfía de podio, si es que vamos a imaginar que en la tauromaquia existen los podios.

Una a una

Cinco días seguidos de ciclón, vamos a decir cuatro por el fiasco ganadero en Dax el 11 de agosto. Un día después, el 12, firmó en el coso de Béziers una adaptación primorosa ante un Victoriano del Río sin las embestidas que Andrés le dibujó. Una a una. No necesitó el pincel en el segundo, del mismo hierro, al que le sacó un metaestético diálogo que se quebró con la espada.
Roca Rey brinda un toro en San Sebastián

Roca Rey brinda un toro en San SebastiánEFE

El 13 de agosto en Huesca resucitó a un manso para cortarle las dos orejas. Le tapó las salidas y lo masajeó para transformarlo efímera e íntimamente antes de la alegría del quinto para gozo del aficionado y no tanto. Un torero para todos los públicos sin lugares comunes. Llegó el 14 y volvió el conversor de cabestros en su primero y el número uno que no deja escapar bravuras a las que impone la suya.

En la cueva del lobo

Por lo bajo y por lo alto. DANAs y ciclogénesis como la de la Semana Grande de San Sebastián, donde el público se puso en pie tras cada serie como tras cada canción en un concierto. Desde los medios en el inicio hasta las tablas, cuando Romano ya no pudo con sus 625 kilos y Roca Rey le acompañó metiéndose en los pitones como en la cueva del lobo que dejó, del mismo modo que se había abandonado en algunos lances, en la (gran) estocada.
Comentarios
tracking