06 de febrero de 2023

Asghar Farhadi, durante la presentación de su película Un héroe en el pasado Festival de Cannes

Asghar Farhadi, durante la presentación de su película Un héroe en el pasado Festival de CannesGTRES

Asghar Farhadi se une a las protestas en Irán: «Respeto su lucha por la libertad y su derecho a elegir su destino»

Tras el asesinato de la joven Mahsa Amini, el oscarizado cineasta iraní, conocido por su compromiso con la libertad, se expone con un discurso en el que insta a todos a «solidarizarse» con las manifestaciones de Irán

En medio de las intensas protestas en Irán desatadas tras el asesinato de una mujer de 22 años llamada Mahsa Amini, el director ganador del Oscar Asghar Farhadi ha instado a los artistas de todo el mundo a unirse a las manifestaciones.
El director iraní ha grabado un vídeo, que ha sido difundido en redes sociales, en el que pide encarecidamente a los artistas de todo el mundo que «muestren su solidaridad contra la vergonzosa muerte de Amini», animando a todos a hablar contra esta injusticia.
«Seguro que habéis oído las noticias recientes de Irán y habéis visto imágenes de mujeres valientes que encabezan protestas por sus derechos humanos junto a los hombres. Buscan derechos simples pero fundamentales que el Estado les ha negado durante años. Esta sociedad, especialmente estas mujeres, ha recorrido un duro y doloroso camino hasta llegar a este punto, y ahora ha alcanzado claramente un hito», comienza el vídeo de su Instagram.
La policía de la moral de Irán detuvo a Amini el 13 de septiembre, y murió bajo custodia policial tres días después. La policía la detuvo por «no seguir correctamente el código de vestimenta»: llevaba el velo ligeramente retirado, dejando a la vista el nacimiento del cabello. La policía afirmó que la joven murió de un ataque al corazón, pero no tenía ningún historial médico de afecciones cardíacas.

«Las he visto de cerca estas noches. La mayoría de ellas son muy jóvenes; 17 años, 20 años. Vi la indignación y la esperanza en sus rostros y en la forma en que marchaban por las calles», continúa Farhadi en sus redes sociales. «Respeto profundamente su lucha por la libertad y su derecho a elegir su propio destino a pesar de toda la brutalidad a la que están sometidas. Estoy orgulloso de las poderosas mujeres de mi país y espero sinceramente que, gracias a sus esfuerzos, alcancen sus objetivos», sentencia con un tono solemne.
«A través de este vídeo, invito a todos los artistas, cineastas, intelectuales y activistas de los derechos civiles de todo el mundo y de todos los países, y a todos los que creen en la dignidad humana y en la libertad, a que se solidaricen con las poderosas y valientes mujeres y hombres de Irán haciendo vídeos, escribiendo o de cualquier otra forma», concluye, antes de añadir que se trata de «una responsabilidad humana» y que reforzará la lucha de los iraníes por conseguir la libertad.

El compromiso de Farhadi

Según el balance oficial, al menos 41 personas han muerto en las protestas tras el deceso de la joven, que fue detenida por supuestamente llevar el velo de forma inapropiada. Pero grupos de derechos humanos afirman que la cifra de muertos es mucho mayor. El cineasta, conocido por películas que abordan los retos de la vida cotidiana, ganó el Oscar a la mejor película de habla no inglesa por Nader y Simin, una separación, en 2012, y El vendedor, en 2017, y desde siempre se ha considerado comprometido con los derechos humanos.
Al cine social de Abbas Kiarostami, que puso en el mapa la producción iraní, le sucedió Jafar Panahi, que le sumó una conflictiva relación con el poder al desnudar la teocracia dictatorial que gobierna Irán desde hace decenas de años, lo que le valió la censura y la imposibilidad de filmar en su país y así poder difundir sus trabajos en el exterior. Pasó por la cárcel, desde continuó sus protestas, y, sin embargo, ha seguido filmando, evitando la censura, por lo que se convirtió en maestro para Farhadi.
Asghar Farhadi es uno de los continuadores intelectuales y sociales de esa tradición audiovisual iraní, y él mismo ha estado en el punto de mira de la policía de su país debido a sus continuas críticas al régimen; algunas, escondidas en sus producciones, consiguen pasar la censura, mientras por otras se enfrenta a la represión del duro régimen de Ebrahim Raisi.

Temas

Comentarios
tracking