01 de octubre de 2022

Convento de San Antonio de Herbón

Convento de San Antonio de Herbón

El convento de San Antonio en Padrón, cuyos frailes trajeron los famosos pimientos de América, se abre al público

Desde San Antonio de Herbón, en La Coruña, salían los misioneros franciscanos hacia el Nuevo Mundo

El convento de San Antonio, en Herbón, lleva en pie más de seis siglos. Fundado en 1396 por fray Gonzalo Mariño y fray Pedro de Nemancos, fue primero eremitorio, después colegio de misioneros, cárcel, seminario menor y colegio. En él viven franciscanos y tras su rehabilitación, ahora se abre al público como uno de los conjuntos más singulares del Camino Portugués.
Situado en el municipio de Padrón, en La Coruña, conocido por sus famosos pimientos (que son en realidad de Herbón), el convento destaca por su retablo, que cuenta con una importante relevancia histórica y artística, con obras de Benito Collazo, José Gambino, José Ferreiro y José Puente.

Restaurado por el gobierno gallego

El estado de conservación de este retablo barroco que data de 1708 y que fue declarado bien de interés cultural en 2013 junto a todo el conjunto, sufrió un deterioro acelerado en los últimos años, debido principalmente al alto grado de humedad ambiental, por lo que en 2015 fue restaurado en su totalidad por la Junta de Galicia.
Ahora, la Consejería de Cultura, Educación, Formación Profesional y Universidades, ha acometido una nueva rehabilitación centrada en su claustro, tanto en lo relativo a cubiertas y muros como a la restauración del forjado de la primera planta, donde se ha inaugurado y bendecido el espacio museístico del convento, que alberga diferentes piezas de alto valor.

Movimiento eremítico

Casi todas son del siglo XVIII, momento en el que el convento estaba en su época de más auge. Las figuras de San Antonio o de San Francisco, de estilo barroco, son las más impresionantes. Pero también atesora diversas vestimentas religiosas y libros como el escrito por Fray Antonio Herosa, que cuenta la historia del convento y de toda la comarca del Padrón.
Relacionado con el movimiento eremítico de los oratorios franciscanos surgido en la provincia de Santiago a finales del siglo XIV, el convento sufrió una gran transformación a finales del siglo XVII.
El convento franciscano es el origen en Galicia de uno de los recursos más preciados de la comarca, los pimientos de Herbón, que fueron traídos de América por sus frailes.
Comentarios
tracking