25 de septiembre de 2022

Barda del siglo XVII y XVIII

Barda del siglo XVII y XVIIIEFE

Un muro de la época de Nueva España ha sido desenterrado en mitad de Ciudad de México

En el barrio de La Lagunilla se ha hallado una barda que pertenecía a los siglos XVII y XVIII

En las raíces de las ciudades se esconden fragmentos enterrados de la historia, solo hay que remover un poco la tierra para encontrarlos. Como ha pasado en Madrid hace poco, en la actual Ciudad de México, más en concreto en el barrio de La Lagunilla se ha informado del descubrimiento de un muro novohispano (Nueva España). Una barda perimetral de un edificio público fue hallado. Por cierto, una barda es una cubierta compuesta de materiales como paja o algún tipo de ramaje que se aseguraba con piedras y que servía como protección contra la lluvia.

Casi ocho metros de longitud

Aparte también se ha encontrado un piso de estuco y lajas de la época prehispánica en lo que pudiera ser un patio según el Instituto de Antropología e Historia (INAH). El equipo de salvamento arqueológico del instituto, que acompaña a las obras de sustitución de drenaje, «ha explorado un tramo de muro de casi ocho metros de longitud y una anchura de 75 centímetros, de características más burdas al localizado semanas atrás, que indica que esta barda tuvo modificaciones a lo largo del tiempo».
El descubrimiento se hizo por fases. El 25 de julio ya se detectó una primera pared, a unos 60 cm de la superficie. El segundo muro se detectó ese mismo día por un equipo de expertos. Casi 30 metros de perímetro aunque no se encontró paredes trasversales por lo que no se pudo establecer su tamaño total.
«El tramo de muro que acabamos de explorar en el lado norte de la excavación corresponde a una modificación de la barda original, la cual rompieron en algún momento y luego fue reconstruida. Cabe mencionar que ambas secciones de pared desplantan a niveles distintos, el muro sur arranca mucho más abajo». Dijo el arqueólogo Juan Carlos Equihua Manrique.
Yacimiento de La Lagunilla

Yacimiento de La LagunillaTwitter

La manufactura y los materiales eran distintos por lo que es evidente los cambios que se hicieron en la estructura. «Tenemos muchas piedras sin carear y con restos de entortados a base de arena con tepetate y cal, mientras que el muro original tenía piedras careadas, una argamasa de arcilla, además de estuco y un par de accesos de cantera que fueron clausurados», detalla Equihua.
El reporte inicial esclareció los diferentes materiales que se encontraron en una y en otra parte del muro. Mientras que en la cara interior se encontraron materiales cerámicos como páteras o lebrillos, cuyo uso se extendió en la ciudad novohispana entre los siglos XVI y XVIII, en el otro se hallaron un piso de lajas de época prehispánica.
Yacimiento de La Lagunilla

Yacimiento de La LagunillaTwitter

«Es desconcertante» dijo el arqueólogo. Hallar este piso del Posclásico Tardío (1350-1519 d.C.) «a solo 1,2 metros de profundidad, cuando en la parte sur de la excavación, donde estuvieron expuestos 20 metros del muro original, las evidencias de la transición entre los periodos prehispánico y colonial se encontraban a 2,5 metros bajo la superficie».
Comentarios
tracking