29 de enero de 2023

Salón de los Reinos

Salón de los ReinosFoto extraída del Museo del Prado

El descubrimiento de restos arqueológicos paraliza las obras del Salón de Reinos del Museo del Prado

Estos nuevos hallazgos comprometen el presupuesto total destinado a esta obra y modificará las fechas de finalización del proyecto

El acta del Consejo de Ministros lo establece con claridad: «Se han producido una serie de circunstancias que han ralentizado la ejecución de la obra respecto a lo que se estimó inicialmente». El presupuesto para la rehabilitación del Salón de Reinos del Museo del Prado se ha modificado, y las obras se mantienen suspendidas debido a numerosas casusas. Entre ellas, «el hallazgo de estructuras arqueológicas en la terraza norte del edificio, hasta ahora ocultas y desconocidas, compatibles con restos de construcciones originales del Palacio del Buen Retiro o períodos inmediatamente, el descubrimiento de estructuras de cimentación existentes que han puesto de manifiesto intervenciones previas irregulares y heterogéneas», según el mismo documento.
Este tipo de circunstancias son muy habituales cuando se realizan obras en el centro de las ciudades, en edificios emblemáticos o lugares con mucha historia en sus raíces. Ya ocurrió con las obras de Gran Vía hace unos años o con las de la Puerta del Sol este pasado verano, llegando a ralentizar las obras meses.

Reasignación del presupuesto

Esta vez ha sido en el emplazamiento original del Palacio de los Jardines del Buen Retiro, más concretamente en la zona norte del edificio, donde se ha hallado la cimentación de unas nuevas estructuras que no se habían descubierto hasta ahora. Este nuevo hallazgo ha obligado al Museo del Prado ha reasignar los gastos previstos para esta obra, aunque según el Gobierno esto no afectará al presupuesto global de 35 millones que se tenían calculados. La fecha límite para la finalización de esta obra, que se situaba en 2025, tampoco se ha modificado, aunque muy probablemente se alargará hasta principios de 2026.
Las obras incorporarán más de 9.000 metros cuadrados al Salón de Reinos, además de llevar a cabo una rehabilitación completa que servirá para ampliar los espacios de exposición donde se presentarán nuevas obras y eventos temporales.
El proyecto ganador de la rehabilitación arquitectónica fue el de Foster + Partners L.T.D. y Rubio Arquitectura S.L.P, que busca la rentabilización máxima del uso del edificio creando una gran fachada en el lado sur que cuente con un espacio semiabierto al exterior, de tal modo que se exponga la fachada original del siglo XVII.

El edificio original

Los Salones del Reino fueron diseñados antes que el propio Museo del Prado y era donde se conservaban las principales pinturas del reino. Este gran salón también sirvió como lugar de ceremonias y fiestas de la realeza, y se situaba en el parque del Buen Retiro. Fue mandado construir por el conde Duque de Olivares para el Rey Felipe IV a las afueras de Madrid junto a la iglesia de los Jerónimos. Sus paredes se decoraron con una gran cantidad de obras y pinturas que evocaban la historia de los Austrias.
Las obras comenzarían en 1630 y en principio se figuró como una estancia modesta. Aunque a medida que avanzaban los años se transformaría en una estructura más compleja. Los salones cobraron mucha importancia a medida que se iba construyendo y en los años venideros se empezaría a utilizar en encuentros y festejos reales. En la actualidad no se conserva ninguna imagen de las estancias originales, pero sí descripciones escritas que permiten su reconstrucción.
Comentarios
tracking