04 de julio de 2022

Portada de la novela 'Alfil blanco, alfil negro' del asesor de Podemos, Agustín Baeza.

Portada de la novela 'Alfil blanco, alfil negro' del asesor de Podemos, Agustín Baeza.

Un antiguo asesor de Podemos relata los secretos del partido en una novela distópica

Exjefe de gabinete de PSOE y de Podemos, Agustín Baeza relata en Alfil blanco, alfil negro las aventuras de un asesor político intentado satisfacer a un importante ministro

Agustín Baeza, el exjefe de gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero y Pablo Iglesias ha escrito, lo que suele llamarse, una obra de catarsis después de su paso por la política y ver, tan de cerca, la figura de esos políticos que inundan las noticias, como nuevos dioses desconocidos, aunque omnipresentes, entre las bambalinas del poder.
Aunque Agustín Baeza dice que la novela es distópica y relata un futuro más o menos lejano, lo cierto es que es inevitable leer las páginas de Alfil blanco, alfil negro sin preguntarse, de todo lo que cuenta, qué es ficción y cuánto de esa ficción no quiere relatarse como verdad, ya que él asistió a las asambleas y el alzado de manos en las mismas, y también asistió a la asunción del poder en Podemos, y a su formación como partido construido en torno a la figura de Pablo Iglesias.

Vivió el ascenso de Podemos

La novela, que se centra en la peripecia de esas personas fundamentales y, a la vez, desconocidas, como son los asesores de un partido político y sus distintas esferas de poder, en la escritura de Baeza adquieren un marchamo de realidad preocupante, a pesar de su insistencia en la ironía narrativa; precisamente porque el antiguo asesor conoce perfectamente la naturaleza de esos testigos mudos y desconocidos, y conoce los mecanismos, en ocasiones apasionados, en ocasiones irracionales, de todas las decisiones políticas que ellos ayudan a abordar.

Futuro político preocupante

El mismo Baeza ha sido protagonista del ascenso de Podemos a «los cielos de la casta», tras las asambleas estudiantiles, la imagen de dignidad y limpieza y la fama verdadera de partido algo desenfadado, y no muy dado al orden, o a levantar actas de reunión.
Alfil blanco, alfil negro, de Agustín Baeza

Alfil blanco, alfil negro, de Agustín Baeza

A lo largo de las páginas de la distopia, más o menos, cercana en el tiempo, hacen su aparición los distintos perfiles de jefes y asesores, su ausencia de escrúpulos, su capacidad de hacer cualquier cosa por su jefe inmediato y su influencia en las decisiones que a diario salen a flote en la actualidad; su protagonismo, en definitiva, dentro de su anonimato necesario. A través de las vicisitudes del anónimo asesor, Baeza introduce sus reflexiones sobre la realidad política y social, y las consecuencias económicas y sociales que tendrá en el futuro de ese país distópico, que bien puede ser el nuestro.
Comentarios
tracking