24 de septiembre de 2022

John Malkovich presenta 'The Infernal Comedy', las confesiones de un asesino en serie

John Malkovich presenta 'The Infernal Comedy', las confesiones de un asesino en serieEl Debate

John Malkovich: «Creo que una vez que alguien comete un asesinato es muy difícil redimirse»

El actor estadounidense llega a Veranos de la Villa para presentar The Infernal Comedy, el concierto lírico-teatral, basado en el asesino Jack Unterweger, que interpreta desde 2008

La relación más duradera de John Malkovich con el trabajo es su papel como Jack Unterweger. The Infernal Comedy lleva representándose desde 2009, una producción que nació en los Ángeles de la mano del mismo actor y el director de orquesta Martin Haselböck.
En su presentación en Madrid el actor estuvo acompañado por la concejal del PP, Andrea Levy, y por el director artístico de Veranos de la Villa, Ángel Murcia. Levy halagó el festival y su programación: «La cultura ha sido un lugar de encuentro muy importante durante los últimos años», dijo tras recordar que las 2.000 entradas del espectáculo estaban ya agotadas.

Unterweger, asesino, escritor y periodista

Malkovich conoció a Martín en Los Ángeles en 2007, y desde entonces siempre tuvieron presente la posibilidad de hacer algo juntos, «pero en aquel momento todavía no sabíamos ni qué sería ni qué forma adoptaría». Jack Unterweger surgió más adelante. «Un asesino convicto que fue declarado culpable de asesinato en 1976 y sentenciado a cadena perpetua», explicó Malkovich.
Durante su estancia en la cárcel y de camino a la rehabilitación Unterweger quiso ser escritor y periodista, llegando a ser un autor reconocido por la cobertura de asesinatos en los que estaban implicados prostitutas, e incluso asesinatos en los que él mismo había participado.

Personalmente creo que que una vez que alguien comete un asesinato es muy difícil redimirseJohn Malkovich

En 2008 se puso en contacto con el autor de la obra e hicieron unas primeras lecturas y en 2009 se estrenó una obra de calado en el teatro. Una producción completa y peculiar, con una orquesta barroca y dos sopranos. Mozart, Gluck, Haydn, Vivaldi, Boccherini, Weber y Beethoven son los autores que aparecen. «Con lo que más implicado me sentía, era con esa potencia, ese poder, esa belleza y esa felicidad que podría representar el interpretar una obra imbricada con una orquesta y con dos sopranos»
Interpretar un papel con tanta profundidad siempre es complicado a pesar de que Malkovich tiene una larga experiencia acogiendo papeles de villanos, asesinos para los que el intérprete de Illinois no cree que exista redención: «Personalmente creo que que una vez que alguien comete un asesinato es muy difícil redimirse». Tampoco cree que Unterweger estuviera realmente interesado en su redención. No cree que nadie pueda justificar estos personajes, y menos perdonarlos, aunque sí que llega a desarrollar una cierta hermandad con los personajes que interpreta.

Su papel más duradero

Sobre la ciudad donde presenta su última propuesta dijo: «He pasado buenos ratos en Madrid a lo largo del tiempo porque tengo amigos aquí ya que hice una película hace 20 años, Pasos de Baile«Así que es una ciudad que es muy querida para mí.»
La diferencia entre el teatro y el cine para el actor reside en el tiempo. «Considero tanto el cine como el teatro como un tipo de música», sin embargo se interpretan de manera totalmente diferente. Mientras que el teatro es efímero y orgánico, y dura lo que dura en la memoria del espectador, el cine es eterno, perdura para siempre. Una cinta se puede ver una y otra vez y siempre será la misma. En cambio una obra teatral es un espectáculo único en el momento.
Tan único como la oportunidad que supone Unterweger en su carrera, un papel que reconoce que es la asociación más duradera que ha tenido con un personaje con algo especial, el componente musical, que «es como si te golpeara una casa en movimiento». Una casa en movimiento con la que lleva conviviendo 14 años y cuyo golpeo aún sigue disfrutando.
Comentarios
tracking