02 de julio de 2022

Mecánica en Irán

Mecánica en IránEFE

Farhmand y Yarahmadi, la lucha de dos mujeres que consiguen trabajo como mecánicas en Irán

Niloufar Farahmand, de 31 años y licenciada en Diseño Gráfico, trabaja como mecánica en el centro Mercedes Benz AMG de Teherán

Farhmand dejó su ocupación de diseñadora y empezó en la mecánica como aprendiz voluntaria con su amiga íntima Kiana Yarahmadi en un pequeño garaje hace casi cuatro años. Ahora se ha separado de su compañera para trabajar en Mercedes Benz de Alemania, ya que también ha empezado a aprender alemán para hacer realidad su sueño de trabajar algún día en la fábrica de Mercedes Benz en ese país.
Kiana Yarahmadi, de 31 años, licenciada en Derecho, trabaja como mecánica en el centro Rad Auto Technic de Teherán. Su objetivo es ir al extranjero para aprender más y poder traer esa experiencia y conocimientos a Irán para algún día construir su propio centro automovilístico con otras mujeres colegas.
Trabajar como mujer mecánica solía ser un tabú en Irán, al ser considerado un sector de hombres.
Farhmand y Yarahmadi aseguran que al principio tuvieron muchas dificultades, pero finalmente rompieron ese tabú y ahora muchas mujeres quieren trabajar como mecánicas. Muchas se ponen en contacto con ellas y les piden consejo, aseguran.
«Al principio no fue fácil», expresan, ya que sus colegas masculinos no les aceptaban. Aunque aseguran que con el tiempo les acogieron y ahora muchos de ellos también les piden consejo técnico.
«No esperábamos recibir una respuesta tan amable y positiva de la sociedad, incluso de personas religiosas a las que generalmente no les gusta ni aceptan que las mujeres trabajen, pero también nos han animado y nos han dado mucha energía positiva», expresan.
Farhmand y Yarahmadi han superado todas las lecciones y pruebas de mecánica que existen en Irán, y ahora quieren ir al extranjero para aprender más y trabajar de forma profesional.
Farhamand se quejó de las sanciones impuestas a Irán diciendo que hoy en día encontrar el material original es cada vez peor, «ha afectado a nuestro trabajo y no podemos trabajar bien ya que también tenemos muchos problemas con los clientes por los materiales falsos y de segunda mano», sentencia.
Comentarios
tracking