07 de diciembre de 2022

Walter Tavares del Real Madrid en acción durante el partido de baloncesto de la Euroliga entre Panathinaikos Atenas y Real Madrid

Walter Tavares del Real Madrid en acción durante el partido de baloncesto de la Euroliga entre Panathinaikos Atenas y Real MadridEFE

Baloncesto

El Real Madrid se estrena en la Euroliga con un valioso triunfo en Atenas

Se ha impiuesto por 71 a 68 frente al conjunto griego en un disputado encuentro

El Real Madrid debutó este jueves en Euroliga con un valioso triunfo a domicilio ante el Panathinaikos tras una batalla de principio a fin en la que compensó su falta de fluidez en ataque con una buena actitud defensiva, su dominio en el rebote y su mayor acierto en los momentos clave, lo que le permitió desactivar al equipo griego y sumar su quinto triunfo consecutivo del curso (68-71).
La puesta en escena de griegos y españoles fue muy similar, alternando imprecisiones en una y otra zona e incurriendo en errores típicos del inicio de temporada. El Real Madrid salió sin un base puro y sin acierto en sus primeras aproximaciones al aro rival, aunque el remozado Panathinaikos tampoco andaba fino y los puntos de Guerschon Yabusele y los rebotes de Walter Tavares dieron las primeras ventajas de la tarde a los visitantes.
Tras varios minutos intercambiando golpes, la salida de Mario Hezonja alteró el guion del choque. Ocho puntos del croata con los dos únicos triples de su equipo en los primeros veinte minutos dispararon a los blancos en el marcador y obligaron a Dejan Radonjic a parar el partido al verse ocho abajo. La medida tuvo efecto inmediato, y un parcial de 9-2 en los dos últimos minutos del cuarto devolvieron el equilibrio a un partido intenso y jugado a velocidad de crucero (22-23, min 10).
El ataque de los hombres de Chus Mateo siguió espeso en la reanudación. En defensa cumplían, pero el sufrimiento llegaba a la hora de generar juego y buscar el aro heleno. El técnico, que debutaba en Euroliga, no encontraba en su banquillo la inspiración necesaria para desatascar a los suyos, que al menos mantenían a raya a su rival atrás y, con un par de chispazos de Gabriel Deck y dos canastas consecutivas de Vincent Poirier, volvieron a tomar el mando mediado el segundo acto.
Respondieron desde el perímetro Mateusz Ponitzka y Derrick Williams con sendos triples que encendieron las gradas del OAKA, aunque los madridistas se las ingeniaban para no perderle la cara al partido a pesar de que seguían sin estar finos desde el arco. El dominio era alterno, con hasta catorce cambios de mando en el marcador en una primera parte a cuy final se llegó con el Real Madrid uno arriba y todo por decidir en la segunda parte (37-38, min 20).
Los puntos seguían llegando con cuentagotas y la fluidez ofensiva seguía brillando con su ausencia en el Real Madrid tras el paso por vestuarios. Derick Williams mantenía las esperanzas griegas y, muchos minutos después, puso por delante a los suyos a tres minutos del final del tercer acto y obligó a Chus Mateos a parar el partido para reorganizar a su equipo.
Causeur, con el cuarto triple blanco de la tarde y un semigancho, y Tavares, que seguía cerrando el aro y aportando en ataque, entendieron el mensaje y permitieron al Real Madrid llegar a los últimos diez minutos con una ventaja de tres puntos (51-54, min 30).
El francés en ataque y el caboverdiano en defensa, bien secundado por un Deck que terminó con trece rebotes, siguieron manteniendo a su equipo arriba en la reanudación y Sergio Llull se sumó a la fiesta con un triple que dio aire al vigente subcampeón continental en el mejor momento (55-62, min 34).
De nuevo despertaron tras un tiempo muerto los helenos, que encadenaron un parcial de 8-0 con dos triples de Paris Lee que dejó todo por decidir en los últimos cuatro minutos. Cada ataque era un sufrimiento en una y otra zona. Llegó entonces el momento de Dzanan Musa, que se echó al equipo a la espalda y enlazó tres canastas consecutivas cuando más quemaba el balón.
Un triple de Llull contra tablero marca de la casa a 46 segundos para el final fue definitivo. hasta ahí llegaron las fuerzas del Panathinaikos, que no pudo contrarrestar el dominio de Tavares (14 puntos, seis rebotes, cuatro tapones y 22 de valoración) y acabó hincando la rodilla tras perder claramente la batalla por el rebote, en la que las trece capturas de Gabriel Deck resultaron definitivas (34-49).

Ficha técnica

68 - Panathinaikos (22+15+14+14): Paris Lee (9), Georgios Kalaitzakis (2), Marius Grigonis (5), Derrick Williams (15) y Georgios Papagiannis (6) -quinteto inicial-, Panagiotis Kalaitzakis (-), Eleftherios Bochoridis (5), Andrew Andrews (8), Mateusz Ponitka (5) y Arturas Gudaitis (10).

71 - Real Madrid (23+15+16+17): Fabien Causeur (8), Dzanan Musa (13), Gabriel Deck (9), Guerschon Yabusele (6) y Walter Tavares (14) -cinco inicial-, Mario Hezonja (8), Sergio Rodríguez (2), Petr Cornelie (2), Vincent Poirier (3) y Sergio Llull (6).

Árbitros: Matej Boltauzer, Carmelo Paternico y Emin Mogulkoc. Sin eliminados.

Incidencias
: Primer partido de la fase regular de la Euroliga disputado en el OAKA de Atenas.

Temas

Comentarios
tracking