28 de junio de 2022

Zidane, durante su etapa como entrenador del Real Madrid

Zidane, durante su etapa como entrenador del Real MadridAFP

Zidane ya no lo oculta: entrenar a la selección francesa es «lo más hermoso que puede haber»

Para el extécnico del Real Madrid «el sumun» de su ambición es entrenar al combinado de su país

Para Zinedine Zidane, que este jueves cumple 50 años, lo máximo a lo que se puede aspirar como entrenador es a ser seleccionador de Francia, su gran deseo y para el que dice ya estar preparado.
En una larga entrevista en L'Équipe, el exentrenador del Real Madrid reconoce estar esperando ya a la llamada de su país para ser entrenador del combinado nacional y señala que está convencido de que esa oportunidad de llegará «algún día». Actualmente el seleccionador es Didier Deschamps -campeón del mundo en 2018- aunque su continuidad no es segura para después del Mundial de Qatar sea cual sea el resultado del equipo galo.
Con todo ello, Zidane asegura que «el sumun» de su ambición es entrenar a la selección francesa, que sería «lo más hermoso que puede haber». Pese a haber entrenado al Real Madrid, con el que conquistó tres Copas de Europas seguidas, el francés cree que entrenar al combinado de su país es lo más alto en términos de ambición.
«Lo quiero ser, claro, lo seré, espero, algún día. ¿Cuándo? Eso no depende de mí. Pero quiero cerrar el círculo con la selección», ha comentado Zidane en esta entrevista al ser preguntado sobre un posible futuro en la selección francesa, con la que ganó el Mundial 1998 y la Eurocopa 2000. Su último partido como jugador fue también con Francia, en la derrota ante Italia por penaltis en el Mundial 2006 y el cabezazo a Materazzi
Zidane, en una imagen reciente.

Zidane, en una imagen reciente.AFP

Sin descartar la posibilidad de que entrene en alguna ocasión al PSG («nunca hay que decir nunca, sobre todo cuando eres entrenador en la actualidad»), Zidane ha recordado en esta charla con L'Équipe su época de futbolista, cuando fichó por el Real Madrid y después ganó la Champions League, el único de los grandes trofeos que le faltaba.
Zidane también contó el encuentro en Mónaco en el que en una cena de gala el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, le preguntó en una servilleta si quería ir a la capital de España y como él respondió «yes».
Comentarios
tracking