04 de diciembre de 2022

El Atlético juega este martes en Brujas el tercer partido de esta Champions

El Atlético juega este martes en Brujas el tercer partido de esta ChampionsEFE

Directo: Brujas - Atlético de Madrid

Tras caer ante el Bayer Leverkusen, el equipo español está obligado a ganar en Bélgica

La última derrota contra el Bayer Leverkusen avisó al Atlético de Madrid, ni tan favorito ni tan dominador de su grupo como se esperaba con dos jornadas disputadas, antes de dirigirse hacia el estadio Jan Breydel para competir contra el Brujas, el líder impecable del grupo B, contra su goleador Ferran Jutglá y contra la inquietud constante en la que se mueve en los últimos cursos por la primera fase de la Liga de Campeones, exigido hasta la jornada final para lograr la clasificación.
En 2021-22 fue en Oporto, en Do Dragao, con la obligación de ganar al conjunto portugués, tal y como hizo; en 2020-21 fue en Salzburgo, cuando se impuso por 0-2; en 2019-20 en el Metropolitano contra el Lokomotiv Moscú, al que venció por 2-0; y en 2018-19, aunque entonces ya clasificado sólo se jugaba la primera posición de su cuarteto (fue segundo con un 0-0) en Brujas, a donde regresa en un partido con una apariencia también determinante, aunque nada más sea la tercera cita.
Quedará mucho aún -tres jornadas- más allá de la confrontación de este martes, pero la forma con la que se ha rebelado el Brujas contra los pronósticos en las primeras dos citas de la competición, con sendos triunfos ante el Bayer Leverkusen (1-0) y, sobre todo, el Oporto con un potente 0-4, y los seis puntos con los que lidera la clasificación por los tres del Atlético multiplican las obligaciones del grupo de Diego Simeone no sólo para ser primero.
En esas circunstancias, la derrota sería un peso difícil de sobrellevar para el segundo tramo del grupo, porque habría una diferencia tan sustancial -seis puntos a falta de nueve por jugar- que transformarían la primera posición -incluso la clasificación, dependiendo del resultado del duelo entre Bayer Leverkusen y Oporto en Portugal- en un asunto complejo cuyo margen para el error sería mínimo, con la presión y el vértigo que provoca siempre.
Comentarios
tracking