01 de diciembre de 2022

Alaba tardó menos de un minuto desde que salió al campo en marcar el gol de la victoria del Real Madrid en Almería

Alaba tardó menos de un minuto desde que salió al campo en marcar el gol de la victoria del Real Madrid en AlmeríaAFP

David Alaba, llegar y besar el santo: la semana grande del jugador austriaco

Suplente en Almería, saltó al campo en el minuto 74 y marcó el gol de la victoria en el 75' cuatro días después de también anotar en la Supercopa de Europa

David Alaba se ganó la pasada temporada el cariño del madridismo porque suya fue la icónica imagen de las celebraciones del club, esa que ya se instauró en la que una silla se levanta al cielo como símbolo de victoria. Ese gesto definió el paso del defensor austriaco en su primera temporada en el Real Madrid, pero hay más: Alaba cumple y además ha tenido una semana triunfadora.
En estos primeros días de fútbol oficial el austriaco se ha convertido en héroe goleador, una faceta que precisamente no es su punto fuerte. En las dos últimas temporadas, por ejemplo, la última con el Bayern y la primera con el Madrid, marcó tres goles en total. Ahora en tan solo dos partidos ha marcado casi el mismo número: dos. Y de suma importancia.
Si en Helsinki, en la Supercopa de Europa, Alaba abrió el marcador en el duelo ante el Eintracht de Frankfurt, en Almería lo que hizo fue llegar y besar el santo. Alaba fue suplente en el debut liguero del Real Madrid en los Juegos del Mediterráneo (ahora renombrado Power Horse Stadium), pero su aparición en la segunda parte fue más que clave. Y es que el austriaco irrumpió en el partido con 1-1 en el minuto 74 y en lugar de Mendy y no le dio ni tiempo para colocarse en el lateral izquierdo, la posición que le encomendó Ancelotti, para ser el héroe blanco (aunque vestían de morado) en Almería.
Alaba salió en un momento en el que el Real Madrid tenía una falta a favor y el jugador se fue directamente a lanzarla. Esa fue su primera jugada, por lo que ese fue el primer balón que tocó. Y lo que hizo fue colocar el esférico dentro de la potería de Fernando, el portero del cuadro andaluz que fue la figura por sus muchas paradas que hizo que el Real Madrid sufriera mucho en este primer partido de Liga. David Alaba metió ese gol que era el 1-2 y que le dejó como gran figura del partido cuando no llevaba ni un minuto en el campo.
Los dos últimos goles del Real Madrid de falta directa, una situación que se ha perdido en los últimos años en la liga española, han sido de David Alaba. Están separados en casi un año de distancia, desde noviembre de 2021 a este caluroso agosto de 2022. El austriaco es un especialista en este sentido y por eso Ancelotti tuvo claro que nada más ver la falta era él quien tenía que lanzarlo.
Se da la casualidad que Alaba, no acostumbrado a marcar goles, ha anotado dos de forma consecutiva y en los dos primeros partidos de la temporada. Y los dos muy valiosos: uno encarriló un título y otro dio los tres primeros puntos en esta recién iniciada Liga.
Comentarios
tracking