24 de enero de 2022

Djokovic entrenaba en Melbourne antes de ser retenidoAFP

Novak Djokovic, detenido en Australia a la espera del juicio

El futuro del serbio sigue en el aire a dos días del inicio del Open de Australia
Novak Djokovic vuelve a estar retenido por las autoridades de inmigración. A la espera de la decisión definitiva sobre su visado y su posible expulsión del país, el tenista serbio ha vuelto al hotel de Melbourne donde ya estuvo encerrado a su llegada al país.
Djokovic vuelve a ser retenido en un hotel en Melbourne
El Gobierno australiano canceló el viernes por segunda vez el visado del tenista serbio, pero no procedieron a su expulsión inmediata a la espera de que la justicia se pronuncie sobre el recurso presentado por los abogados del jugador.
Según la documentación presentada ante la justicia, las autoridades del país oceánico argumentan que la presencia de Djokovic «puede alentar el sentimiento antivacunas», motivo por el que solicitan su expulsión.
El caso está en manos de la justicia federal australiana, después de que el juez Kelly de Melbourne, ante el que apelaron los abogados del tenista, se declarara incompetente. La defensa de Djokovic pide premura a las autoridades ante el inminente inicio del campeonato.
El equipo de abogados del serbio han conseguido que el caso sea atendido por un tribunal formado por tres jueces, en lugar de uno solo, como pedían desde el Ministerio. 
Djokovic llegó el 5 de enero a Melbourne con una exención médica que le permitía jugar en el Open de Australia sin estar vacunado, lo que abrió un proceso en el que le fue cancelado el visado en un primer momento. Las autoridades judiciales fallaron a su favor el jueves y le permitieron seguir en el país.
Después de que el serbio reconociese «errores humanos» en los documentos de entrada al país, el ministro de Inmigración utilizó su poder personal para retirarle de nuevo el visado. La última palabra la tendrá la Justicia australiana.

Protestas en Australia

La decisión de las autoridades australianas de volver a encerrar a Djokovic ha provocado manifestaciones en el país.
Unas 200 personas se han congregado cerca de las pistas en las que se jugará el Open de Australia para protestar por esta detención y pedir la liberación de Novak Djokovic. Las protestas también se dirigen contra las autoridades, las vacunas contra la covid y los pasaportes necesarios para realizar distintas actividades.
También hay concentraciones a las puertas del hotel de Melbourne en el que está retenido el tenista serbio. En este caso, los manifestantes piden la eliminación de estos centros, en los que son internados inmigrantes, refugiados y solicitantes de asilo.
Manifestación a favor de los refugiados junto al hotel en el que está retenido Djokovic

Manifestación a favor de los refugiados junto al hotel en el que está retenido DjokovicAFP

Entre las voces que apoyan a Djokovic se encuentra Paul McNamee, antiguo director del Open de Australia. En su opinión, el serbio está siendo víctima de una «caza de brujas» por ser una figura pública a la que se puede atacar por no estar vacunado contra la covid.
tracking