28 de octubre de 2021

El fondo australiano IFM quema las naves para lograr su objetivo

El fondo australiano IFM quema las naves para lograr su objetivo

Tensión energética

Las incógnitas pendientes de la OPA de IFM sobre Naturgy

Las partes implicadas esperan con nervios la resolución de la oferta del fondo australiano

El tic-tac suena para una de las operaciones más importantes del año. La normativa de OPA hace que en  IFM esperen la resolución del caso para el jueves o viernes de esta semana. Tras recibir las sociedades rectoras –organismos de administración y gestión de cada una de las bolsas que existen en España– las declaraciones de aceptación presentadas, en principio disponen de cinco días para comunicar el resultado a la CNMV y que esta pueda darlo a conocer en uno o dos días, pero a veces los acontecimientos se aceleran y podríamos conocerlo antes.
Mientras llega el veredicto, hay varias incógnitas que planean en el ambiente:

1. ¿Cuál será el porcentaje con el que se queda IFM?

Como saben la oferta se planteó sobre el 22,7 % de Naturgy. El objetivo más reciente de IFM era alcanzar el 17 %. El consenso de analistas le daba el viernes entre el 10 % y el 12 %. Si IFM lograra hacerse con el 17 %, podría nombrar dos consejeros. Criteria, al mismo tiempo, podría optar a nombrar un tercer consejero debido al aumento de su participación en la compañía en los últimos meses. Incluso podría llegar a un cuarto si se amplía el consejo.

2. ¿Cómo sería la posición de IFM en Naturgy si la OPA triunfara?

Incómoda. El modo de presentar la oferta de adquisición de acciones desagradó al accionista principal, Criteria, que en principio le ha cerrado las puertas. El hecho de no acudir a la OPA, y que tampoco lo hagan, según dijeron, los otros dos accionistas principales –GIP y Rioja Bidco (CVC y March)–, dejaba teóricamente pocas posibilidades a IFM de seguir  adelante. Entre los tres accionistas principales suman el 70 %, de modo que poco podrán hacer los australianos si no se entienden con ellos.

3. ¿Cómo reaccionará la acción tras la resolución de la OPA?

Como explica Diego Morín, analista de IG España, los títulos se han estado negociando alrededor de los 22,00 euros desde que se anunció la OPA. «El movimiento podría quedarse corto en cuanto a valoración de la compañía, cuya estimación podría irse hasta los 24,50 euros, precios a los que cotizaba en febrero de 2020», indica. En opinión de este analista, «no parece probable que, aunque salga adelante la OPA de IFM, los accionistas vayan a quedar en una situación de irrelevancia y, aunque pueden producirse caídas puntuales del precio de la acción ante un eventual fracaso de la OPA, esto no tendría un gran impacto en la trayectoria del precio en el largo plazo». Como recordarán, llegó a decirse que el valor podría caer hasta un 35 % por no haber recogido el impacto de las medidas contra las eléctricas anunciadas por Teresa Ribera que repercutieron en la cotización de Iberdrola y Endesa, principalmente. Esta incógnita está perdiendo fuerza sin embargo al estar buscándose alternativas a estas medidas. 
Morín recalca que «las acciones de Naturgy se encuentran negociando alrededor de los 21,80 euros por título, anotándose en lo que lleva de año un incremento superior al 14%. Desde el pasado junio, los títulos cotizan en un rango de que llegó a tocar el pasado julio la cota de los 22,50 euros, mientras que por la parte inferior sujeta los 21,50 euros. Por tanto, parece que los inversores están pendientes del proceso abierto de OPA, así como de las valoraciones que realizará el Consejo de Naturgy. La valoración se mantiene entre los 19,50 y 23,20 euros». 

El futuro

El Gobierno ya fijó ocho condiciones para la OPA de IFM. Si esta triunfara, tendría que asumir el compromiso, entre otras cosas, de que se mantuviera la sede y la gestión de los negocios en España, que permaneciera en nuestro país una parte significativa de la plantilla y rechazar propuestas de desinversión en nuestras fronteras. La compañía presentó además en julio un plan estratégico 2021–2025 que espera cumplir, con una apuesta fuerte por las energías renovables y las redes de distribución. El principal accionista, Criteria Caixa, confía en que el dividendo de Naturgy seguirá cubriendo la mitad de su obra social. También tiene el objetivo de asegurar un plan industrial para la compañía, «coherente con la transición justa», y pretende «mantener la seguridad del suministro energético a España y evitar ventas de negocios de Naturgy sin asegurar su reinversión». Todos estos objetivos tendrán que congeniarse con la llegada de IFM si finalmente se produce, y todo lleva a pensar que no será fácil.