27 de noviembre de 2021

Gobierno, sindicatos y empresarios caminan hacia una nueva reunión del diálogo social

Gobierno, sindicatos y empresarios caminan hacia una nueva reunión del diálogo socialEuropa Press

El diálogo social se reúne de nuevo

La reforma laboral podría avanzar esta semana con un acuerdo sobre la temporalidad

Sindicatos, patronal y Gobierno vuelven a sentarse para tratar de avanzar en la reforma laboral. La negociación sigue girando en torno a la temporalidad. Se espera algún progreso a lo largo de esta semana
Los agentes sociales vuelven hoy a sentarse en la mesa de la negociación de la reforma laboral con el Gobierno. Fuentes cercanas a la negociación a las que ha tenido acceso El Debate afirman que las conversaciones se han encallado en torno a las medidas contra la temporalidad de los contratos, sin embargo, esas mismas fuentes no descartan avances a lo largo de la semana.
El pasado 17 de noviembre el Gobierno envió a sindicatos y patronal su última propuesta sobre la reforma laboral, en ella se incluían varios límites a la contratación temporal.
El texto limitaba los contratos temporales a los tres meses, pero abre una vía a ampliarlo a cinco siempre «que haya una causa justificada». Y acotaba el número de empleados temporales que pueda tener la empresa. Una pauta que variaría en función a su tamaño. Las empresas de entre 101 y 500 empleados, podrían tener a un 7 % de su plantilla con este tipo de contrato, las más pequeñas, solo a uno de sus miembros.
El documento, incluía además una demanda de la CEOE. La propuesta apuntaba a que el sector de la agricultura podrá tener un 50 % de sus trabajadores con este tipo de contrato, ya que su actividad se basa en la temporada de recogida.
Sin embargo, esta medida fue rechazada por la patronal, y criticó al Ejecutivo al entender que la propuesta demostraría – según el presidente, Antonio Gramendi – el desconocimiento del funcionamiento de la empresa por parte de Moncloa.
Tras este rechazo, desde el departamento que dirige Nadia Calviño, se dejó entrever que negociarían límites por sectores, para dar mayor flexibilidad y buscar el consenso.
Si la mesa del diálogo social consigue sortear este obstáculo, el acuerdo podría ser realidad durante las próximas semanas. Cabe recordar que el texto que salga de las negociaciones deberá tener el visto bueno de Bruselas, muy pendiente de las reformas que tiene por delante el Gobierno de Pedro Sánchez. 
tracking