27 de noviembre de 2021

Barricadas e incidentes vuelven a sucederse en Cádiz

Barricadas e incidentes vuelven a sucederse en CádizEFE

Huelga del metal

Sindicatos y empresas del metal retoman el diálogo para tratar de acabar con la huelga

Los trabajadores del metal celebran su novena jornada de huelga. Demandan que los salarios suban en base al IPC real. El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha pedido «calma» a ambas partes que volverán a intentar el acuerdo
Los sindicatos UGT y CCOO y la Federación de Empresarios del Metal de Cádiz (Femca) han retomado esta mañana las negociaciones en Sevilla, con la urgencia de llegar a un acuerdo para poner fin a una huelga que dura ya nueve días.
«Venimos con el ánimo de que esto no se eternice», ha subrayado a la entrada de la reunión, la cuarta desde que se inició la protesta, Juan Linares, secretario provincial de Industria de CCOO, quien señala que la de hoy «debería ser la última oportunidad» de esta mesa negociadora.
«Si esto no se arregla, igual tienen que asumir responsabilidades otros que no están en la mesa, llamémosles políticos, llamémosles entidades», ha añadido Linares, quien insiste en que los sindicatos no van a renunciar a su exigencia de que los salarios suban en base al IPC real y están dispuestos a «buscar fórmulas».
El secretario general de la Femca, José Muñoz, ha indicado a su entrada en la reunión que llega a esta nueva ronda de negociaciones, la cuarta desde que empezó la huelga indefinida, con la voluntad de negociar y «la ilusión de llegar a un acuerdo» que ya es «urgente» porque la situación es «crítica» para muchas empresas. «Vamos a tener que ser un poco generosos todos», ha afirmado.
El representante de la patronal ha reiterado que subir los salarios «por encima de lo que se está subiendo a nivel andaluz y sectorial en toda España nos va a hacer menos competitivos. Si somos más caros que el resto vamos a ser menos competitivos. Ese razonamiento es lógico y lo entiende todo el mundo», ha apuntado tras indicar que buscan un «equilibrio» para que «los trabajadores ganen más y las empresas puedan crear trabajo».
Otro de los parámetros que se han introducido en la negociación es quien asume los días de huelga de los trabajadores, si ellos en su próxima nómina, o las empresas, en el marco del acuerdo.
«La huelga es un derecho y tiene sus repercusiones», ha opinado el representante de la patronal, tras indicar que cada empresa actuará en este punto según su situación.
Por su parte, Antonio Montoro, secretario provincial de Industria de UGT, ha indicado que los representantes de los trabajadores van a la negociación con la intención de poner «toda la carne en el asador» para encontrar una solución al conflicto. .
«Le pedimos responsabilidad a la patronal. La situación cada vez es más tensa, cada más complicada incluso para nosotros poder llegar a un acuerdo. La gente está fuerte, no decae, como estáis viendo».
Montoro, que ha insistido en que los sindicatos no van a firmar «nada que no garantice» que los trabajadores conservan el poder adquisitivo, ha explicado que cualquier preacuerdo que se alcance en esta reunión -«y deseamos que sea hoy»-, tendrá que ser votado por los trabajadores, antes de ser definitivamente firmado.
Sobre la violencia que se está sucediendo en las calles patronal y sindicatos tienen también puntos de vista diferentes.
«La tanqueta es una decisión que no me compete», ha indicado para apuntar «como vecino y ciudadano me parece que los actos vandálicos no responden al movimiento sindical. Estoy convencido que hay alguna variable que a nosotros se nos escapa, más vinculado con lo político que con lo laboral. Hay algo que a mi se me escapa, estoy convencido», ha señalado el representante de FEMCA.
Tras indicar que los sindicatos no son «espías de nadie», Juan Linares ha subrayado que «lo que hay en la calle son trabajadores que defiende un convenio justo».
Sobre la presencia de la tanqueta de la Policía antidisturbios ha reiterado que es un elemento «innecesario» y ha criticado que entrara el otro día en una barriada de Puerto Real.
Para el representante de UGT son reflejo de la «necesidad que tiene un pueblo". «Nos han quitado todo, hasta el miedo», ha apuntado.

Moreno pide serenidad a ambas partes

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha hecho un llamamiento al acuerdo en la huelga del metal en Cádiz, ha pedido «diálogo entre las partes» y que haya «serenidad, calma», ya que las reivindicaciones nada tienen que ver con «atropellar los intereses de otros ciudadanos en forma de guerrilla urbana».
Moreno, que participa en un encuentro de comercio organizado por la CEA, ha señalado a los periodistas que «todo el mundo tiene que ceder un poco» y ha pedido «que cuanto antes se llegue a un acuerdo por el bien de todos».
Ha agregado que «la legítima defensa de los legítimos derechos de los trabajadores» nada tiene que ver con la «guerrilla urbana que hemos podido ver».
Moreno considera que si las partes ponen «un poquito de voluntad» se puede llegar a un acuerdo beneficioso para trabajadores y para la viabilidad de las empresas.
tracking