13 de agosto de 2022

Pedro Sánchez

El mismo recibo que en 2018

El PSOE insiste en lo «imposible» y afirma que Sánchez cumplirá su promesa de la luz

Su portavoz, Felipe Sicilia, asegura que «todavía hay margen» para conseguir que el recibo de 2021 sea similar al de 2018. Facua y la OCU consideran «imposible» que esto suceda

El portavoz del PSOE, Felipe Sicilia, ha señalado este martes que la promesa que hizo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que a final de este año se pagará por el recibo de la luz una cantidad similar a la que los españoles pagaron en 2018, todavía es «posible» y se refiere a «la media de los hogares» y que por tanto habrá quienes puedan pagar «un poquito más» y otros algo «menos».
Un compromiso desautorizado por las principales asociaciones de consumidores que afirman que para que Sánchez cumpla con su promesa, el recibo «debería ser negativo durante todo el mes de diciembre». 
Facua considera que la factura eléctrica de diciembre tendría que ofrecer un saldo negativo, para que se cumpliese la promesa del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
También la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha considerado «imposible» que el Gobierno cumpla su compromiso.
En un comunicado, la asociación ha señalado que noviembre ha cerrado con los precios de la electricidad «disparados», lo que ha llevado a una factura para un hogar medio --4,6 kilovatios (kW) y 292 kilovatios/hora (kWh) de consumo mensual-- con la tarifa regulada de 95,94 euros.
Para que se pudiera cumplir el compromiso gubernamental, insisten desde la OCU, el mercado mayorista OMIE tendría que fijar un precio de la electricidad durante diciembre en torno a cero euros, «algo que con toda seguridad no va a suceder», han añadido.
Aun así, el portavoz del PSOE  afirma que «la meta sigue siendo posible y el Gobierno ha tomado y sigue tomando las medidas para que eso pueda ser así». Además, Sicilia ha cifrado en «4.000 millones de euros» la cantidad que el Estado ha dejado de ingresar debido a las rebajas fiscales aprobadas por el Gobierno para que se paguen menos impuestos en el recibo.
Sánchez prometió que a final de este año los hogares pagarían por la energía eléctrica un importe similar al que pagaron en el año 2018, descontando el IPC, aunque asociaciones de consumidores ya han denunciado que para que el presidente pudiera cumplir su palabra la factura de diciembre tendría que ser negativa, después del precio récord de las dos últimas facturas de la luz, las más caras de la historia.
Comentarios
tracking