20 de mayo de 2022

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa RiberaEFE

A la espera del aval de Bruselas

El coste del tope al gas será repartido entre todos los clientes de las eléctricas

El Gobierno confirma que serán todos los consumidores eléctricos. Un 60 % de ellos no se verán beneficiados por la medida hasta que sus contratos no caduquen

El Gobierno aprobó este viernes el esperado tope al precio del gas que, según la ministra Teresa Ribera, rebajará el recibo de la luz más de un 30 %. La medida beneficiará solo a los consumidores acogidos a la tarifa regulada. En la actualidad, cuatro de cada diez hogares españoles pagan la luz que marcaba el mercado diario.
Son ellos, los que durante estos últimos meses han soportado el encarecimiento histórico de los precios. También la gran industria se verá beneficiada por la medida. Un 80 % de estas empresas están acogidos al PVPC.
Al margen quedan los 19,8 millones de usuarios acogidos al mercado libre. Aquellos que mantienen un precio fijo revisable anualmente y que han conseguido escapar de la volatilidad del mercado eléctrico durante el último año. Estos consumidores han disfrutado de las rebajas de impuestos aprobadas por el Gobierno para aminorar el precio de la luz. Aun así, Teresa Ribera ha prometido que el real decreto terminará por bajar el recibo de todos los consumidores. «Llegará a todos, a medida que les toque renovar sus contratos», ha dicho.

El coste se repartirá

De esta manera, el Gobierno justifica el cargo de la medida sobre todos los usuarios eléctricos. Al limitar el precio del gas se produce un desajuste entre el tope y el precio real.
Según la vicepresidenta tercera, la medida se financiará a través de «una reducción de los beneficios extraordinarios de las eléctricas que emplean otras tecnologías (hidráulica o nuclear) que no se han visto afectadas». En cualquier caso, la titular de Energía no ha ocultado que el verdadero peso caerá sobre los clientes.
El coste se verá reflejado en el recibo del conjunto de clientes, tanto aquellos acogidos a la tarifa regulada, como los suscritos –al mercado libre–. «El beneficio de la medida llegará a todos los consumidores, también para aquellos con contratos fijos inferiores a un año«, prometió Ribera. Desde su departamento insistieron que todos los usuarios «saldrán ganando claramente».
Más allá, el Ejecutivo no ha ofrecido más detalles al respecto. Esa letra pequeña será analizada por la Comisión Europea, que debe dar su aval definitivo para que la medida comience a ser efectiva.
Comentarios
tracking