09 de agosto de 2022

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero.

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús MonteroJoaquin Corchero / Europa Press

Análisis económico

La Administración Pública supone ya el 16,7 % del PIB de la UE, diez veces más que la agricultura

Ha pasado de generar 1,261 billones de euros en el año 2000 a 2,337 billones de euros en el 2019

Hace unos días publiqué un análisis del sector primario (Agricultura, Pesca y Ganadería) en donde analizaba cuánto era en valor absoluto en el año 2000, cuánto había crecido y cuánto representaba sobre el PIB de cada país y sobre el PIB de la Unión Europea en el año 2019.
En ese artículo veíamos que el sector primario había pasado de 173.412 millones de euros y representar un 2,2 % del PIB a crecer un 28,6 % en el 2019 y alcanzar la cifra de 223.046 millones de euros, pasando a representar solo un 1,6 % del PIB de la Unión Europea.
Hoy voy a analizar un sector que vamos a ver que aporta en valor 10 veces más que el sector primario y que, por su peso, es uno de los más importantes de toda la Unión Europea.
Estoy hablando del sector Administración Pública. Este sector incluye la sanidad y la educación y, por lo tanto, la economía del bienestar, fundamental y clave en el mundo actual. También incluye los gastos de defensa, es decir, todos los gastos militares de los países, y los empleados públicos y sus gastos corrientes, que suman para calcular la aportación de valor de este sector al PIB de cada país.
La Administración Pública ha pasado de generar 1,261 billones de euros y representar el 16,0 % del PIB de la UE en el año 2000 a crecer hasta 2,337 billones de euros en el 2019.
El crecimiento del sector ha sido de un 85,7 %, mientras que el PIB de la UE crecía un 78,1 %.
Si analizamos a los países que más crecen, nos encontramos que en las primeras cinco posiciones tenemos a Rumanía, Estonia, Eslovaquia, Chequia y Bulgaria. Todos son países del antiguo telón de acero y que, claro está, han aprovechado el tirón de su crecimiento del PIB para reorganizar su sector público.
Así tenemos que, de estos cinco países, el que menos crece su PIB es Chequia, que lo hace un 236,5 %, mientras que el resto crecen más de un 300 %, y en el caso de Rumanía crece un 450 %.
También hay que destacar que, a pesar de los crecimientos exorbitantes de estos países, ninguno de ellos llega a la media del 16,7 % de peso sobre el PIB. La que alcanza un mayor peso es Rumanía que se queda con un 14,2 % sobre el PIB.
Los cinco países que menos crecen son Dinamarca, Suecia, Portugal, Italia y Grecia, que van de un crecimiento del 69,5 % de Dinamarca a un crecimiento de Grecia del 45,0 %, que es el país que menos crece en este sector, porque fue uno de los sectores más afectados por la intervención de los «hombres de negro».
De los cinco países que menos crecen, Italia y Portugal están por debajo del 16,7 % del PIB en su gasto, pero en Italia, que es una de las cuatro grandes potencias europeas, el sector público sólo representa un 14,7 %. En el caso de Portugal, se queda con un 16,5 %.
España ocupa la posición número 14, con un crecimiento en este sector 117,7 %, frente a un crecimiento del PIB del 92,1 %, y se queda con un 16,4 %, tres décimas por debajo de la media.
Alemania y Francia ocupan la posición 20 y 22 respectivamente con unos crecimientos del 79 % y del 72 %, respectivamente.
Si miramos los resultados, desde el punto de vista de quiénes son los que más PIB generan con este sector, que también es equivalente a quiénes tienen el sector público más caro, o que más les cuesta a sus contribuyentes, nos damos cuenta de que hay un cambio completo de líderes.
Francia, con el 19,5 %, es el país que más dedica a la Administración Pública en porcentaje y la segunda en valor absoluto con 474.229 millones de euros. Bélgica, Países Bajos, Suecia y Dinamarca superan el 18 %.
Alemania, que ocupa la posición número ocho de este ranking en porcentaje sobre el total del PIB, dedica 0,583 billones de euros, que supone un 16,8 % de su PIB. España ocupa la posición número 11 e Italia, la 16.
Quien ocupa la posición número 27 es Irlanda, en la que este sector sólo representa el 9,9 % de su PIB, a pesar de haber crecido un 174 % la dedicación al sector Público.
Sorprende que en el país que más ha crecido en renta per cápita en lo que va de siglo, para convertirse en el segundo país con más renta por habitante, más de 83.000 euros, detrás únicamente de Luxemburgo, este sector sea tan pequeño y no haya alcanzado ni siquiera los dos dígitos.
A mí me queda una gran duda cuando veo que el sector Administración Pública es justo 10 veces más grande que la Agricultura, la Pesca y la Ganadería de la Unión Europea: si esta es la proporción correcta, justa y necesaria para poder ser un gran continente, autosuficiente, capaz de defendernos de los ataques externos, de tener una sanidad eficiente y una educación a la altura, pero también de generar los alimentos necesarios para poder sobrevivir.
No creo para nada en la autarquía y sí mucho en la especialización, pero con procesos como la covid, que cada día tengo más claro que ha sido un virus de laboratorio, con la guerra de Ucrania, que a Europa le ha pillado con la Agenda 2030 muy bien aprendida y se ha dado cuenta que no sirve para nada, con una China cada día más potente y unos Estados Unidos que no tienen un proyecto, creo que es momento de que Europa vuelva a apostar por el Sector Primario y ponga en marcha políticas para que, en los próximos años, se reduzca claramente la diferencia del sector Agrícola con la Administración Pública.
Comentarios
tracking