10 de agosto de 2022

María Jesús Montero durante la sesión del Congreso de los Diputados, 8 de junio de 2022

María Jesús Montero, durante la sesión del Congreso de los Diputados, el 8 de junio de 2022GTRES

Análisis económico

¿Y si despedimos a la directora general de la Agencia Tributaria?

El Gobierno afirma que la bonificación al litro de carburante ha costado 500 millones de euros. Las cifras confirman que la recaudación se ha disparado

El día 1 de julio la Agencia Tributaria publicó, como cada mes, la correspondiente información sobre la recaudación de los impuestos en el mes de mayo, donde hemos conseguido otra vez batir todos los registros.
Pero hoy me quiero centrar en el tema del impuesto sobre los hidrocarburos, porque además de resultar bochornoso, y no por el calor estival, se está convirtiendo en mofa y escarnio para el Gobierno.
Justo el día del anuncio, tuve la oportunidad de comer con dos amigos, uno de derechas de toda la vida y el otro que se considera progresista y que ha votado al partido socialista en numerosas ocasiones.
La comida fue espléndida, no tanto por los productos, que también, como por la conversación. Se me ocurrió comentarles que antes de salir para la comida había visto las cifras de recaudación de la Agencia Tributaria y me había fijado que en mayo habían recaudado 140 millones de euros más por el impuesto de hidrocarburos que en el año 2021. Aquí me cerraron la boca y se pusieron a opinar.
Me quedé perplejo: los dos estaban de acuerdo. El de derechas y el progresista no dejaron títere con cabeza. Se metieron con Calviño, con Marlaska, que no venía mucho a cuento, dieron palos a Escrivá como si fuera un peluche al que había que clavarle vudú y, cuando ya parecía que se calmaban los ánimos, van y se giran hacia mí y me dice uno de ellos: «¿Por qué no propones que cesen a la directora general de la Agencia Tributaría?».
Totalmente sorprendido de esta rara propuesta, pregunté el motivo para despedirlo. «Es obvio –me respondió el progresista– porque como la gente de a pie se entere de lo que les están robando asaltan la Moncloa».
El razonamiento venía porque, si se echa al del INE para publicar los datos que interesen, no se pueden publicar los datos de verdad de recaudación porque es un atentado a todo los que hoy lo esté pasando mal.
Hoy lo están pasando muy mal todas las clases económicas, lo decían ellos y lo corroboro. Las más bajas porque la inflación les está poniendo en el disparadero de no llegar a final de mes y empezar a tener déficits personales. Las clases medias, porque aunque todavía no están alcanzando ese nivel, su capacidad de ahorro ha desaparecido y están viendo que van a tener dificultades en poder pagar la hipoteca. Las clases medias altas, porque están entrando en pánico ante la recesión que viene, que va a afectar a sus ingresos y a hacer peligrar muchos puestos de trabajo bien pagados, para sustituirlos por otros peor pagados y con menor experiencia.
Pero hoy, además, quiero enseñarles como este Gobierno esquilma a los ciudadanos, a los autónomos que viven del transporte, a taxistas y transportistas, cada vez que llenamos el depósito.
Así podemos ver que, en los cinco primeros meses del año –todo según la Agencia Tributaria– el Estado se ha llevado 5.154 millones de euros, frente a los 4.478 millones de euros del año anterior, sólo por el Impuesto sobre Hidrocarburos. Se han llevado 676 millones de euros de más a pesar de que según dicen, la bonificación de 20 céntimos al litro de combustible ha supuesto un coste de 500 millones de euros.
Yo lo siento. Afirmaciones como que esta política le ha costado al Estado 500 millones, o que gracias a las medidas antiinflacionarias del Gobierno han evitado que los precios suban al 15 %, como dijo el presidente, son un acto de temeridad absoluta. Sánchez lo dijo ante un público que podría haberle atacado, como son los entrevistadores de La Sexta, medio mejor pagado por el Gobierno. Todas estas afirmaciones que no veo contrastadas en números, simplemente no me las creo y pienso que son fakes verbales impulsados por la necesidad de inventar historias que sean creíbles.
La verdadera historia es la del número. En enero, la Agencia tributaria recaudó 148 millones de euros más por este impuesto, pero en febrero consiguió batir sus registros con 173 millones. En marzo, consiguió 134 millones y en abril, con la bajada de los 20 céntimos, su recaudación cayó a 76 millones. Es decir, se dejó de ingresar 58 millones, para en mayo, colocarse en el segundo mes de mayor diferencia en recaudación con 140 millones.
Cada vez que veo estos números, se me hace más fácil decir que es mentira que la bonificación haya costado 500 millones de euros. Lo cierto, es que, como dicen muchos dueños de estaciones de servicio, como no cobraban sus 20 céntimos han trasladado parte de ese dinero al precio real y aquí de nuevo el único que gana es el Gobierno.
Si lo que vi en la comida es lo que está pasando en la sociedad, que de alguna manera es lo que ha pasado en Andalucía, Sánchez podrá hablar de las oscuras tentaciones de los fumadores de puros madrileños, pero de nuevo es una invención para tirar otra cortina de humo ahora con los puros de los señorones madrileños.
La realidad es tozuda. Se están aprovechando con los impuestos para tratar de tapar agujeros y que Europa no les obligue a tomar medidas, pero los bolsillos de los ciudadanos se están quedando vacíos, porque la renta per cápita crece a razón de 100 euros al año. Saben que nos están despojando de futuro, con el incremento de 340.000 millones de más endeudamiento, saben que el euríbor está creciendo y van a tener dificultades con las hipotecas y, sobre todo, saben que cada vez que llenan el depósito este Gobierno les está robando la cartera.
Comentarios
tracking