07 de octubre de 2022

Musk es un visionario y en su momento ya aventuraba una crisis importante en todo el mundo

Musk es un visionario y en su momento ya aventuraba una crisis importante en todo el mundoAFP

Motivos ocultos

Musk tenía 8.500 millones de razones para comprar Twitter, pero no lo hizo

Varios expertos apuntan a que el movimiento fue una tapadera para la venta de opciones de Tesla

La compra de Twitter por parte de Elon Musk será un guion de cine en unos años. Cuando la justicia decida si el movimiento ha sido un farol y ha puesto en peligro a la empresa o si, por el contrario, el empresario tenia motivos para retirarse de un negocio con muchos interrogantes.
Los motivos ocultos para este frenazo a la compra de la red social empiezan a aparecer y hay motivos para creerse lo que cuentan. Musk es un visionario y en su momento ya aventuraba una crisis importante en todo el mundo.

Movimiento de acciones

Para contar la historia con precisión hay que recordar que Musk, en su momento, vendió una gran cantidad de acciones de Tesla para hacer frente a la compra de Twitter. Las acciones de la empresa cotizaban a unos 52 dólares cuando empezó la compra y ahora están a 30 dólares empujadas también por la inflación y los problemas de abastecimiento.
Ahora sabemos que esa venta era una liquidación de opciones de Musk sobre Tesla que vencían a 10 años y que estaban a punto de expirar. Según Henry Blodget, CEO de Bussines Insider, «las opciones de Tesla a 10 años que tenía Elon estaban a punto de expirar, por lo que tenía que venderlas. La oferta por Twitter le permitió hacerlo sin tener que enfrentarse a preguntas sobre por qué las estaba vendiendo».
Otro experto da las cifras de la venta. Josh Wolfe, cofundador de la empresa Lux Capital comentó que la liquidación de participaciones ascendió a 8.500 millones de euros y el motivo fue más que suficiente para no dar explicaciones y ganar mucho dinero.
Ahora viene la parte en la que un juez obligue en el futuro a Musk a pagar una compensación de 1.000 millones de dólares por no completar la compra. Si pasara, al sudafricano le saldría hasta rentable la operación.

Cuentas falsas

Si Musk sabe defender ante un tribunal que las auditorias de Twitter tenían fallos y tantas cuentas falsas como asegura, el movimiento se quedaría en nada y pasaríamos al guion cinematográfico.
Otra cosa es que la Justicia obligue a Musk a comprar Twitter y a pagar los 44.000 millones de dólares que prometió.
Comentarios
tracking