12 de agosto de 2022

La presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), Cristina Herrero

La presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), Cristina HerreroEuropa Press

Perfil

La presidenta de la AIReF, Cristina Herrero, se la juega siendo valiente

En la primera parte de su mandato no fue crítica con el Gobierno, pero ahora lo está siendo y algunos creen que puede pasarle factura

La llegada de Cristina Herrero a la presidencia de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) en marzo de 2020 no sorprendió a la oposición. En el PP la conocían desde que acudía al Congreso en las comparecencias de su anterior jefe, José Luis Escrivá. Ya tenía fama de solvente, seria y muy técnica: una gran profesional.
Su mandato en la AIReF lo arrancó con prudencia de cara al Gobierno. Los análisis de la entidad daban siempre pie a una doble interpretación: valían para críticas y alabanzas a la política económica del Gobierno. «Nunca se había mojado en temas importantes; por ejemplo, en temas presupuestarios, aunque el Banco de España, la Unión Europea y el FMI dijeran que las cifras macro de nuestro PIB estaban infladas, siempre se movía en unos márgenes que dejaban en buen lugar al Gobierno español», señala el diputado del PP Víctor Píriz.
La situación, sin embargo, está cambiando. «Últimamente está enseñando el colmillo. Reivindica el espacio de independencia de la AIReF y critica la falta de información por parte del Gobierno a su entidad, algo que les dificulta su labor a la hora de controlar económica y presupuestariamente al Ejecutivo. Hasta ahora no lo había verbalizado», explica Píriz. «Intenta mantener una independencia elevada y no es fácil, porque recibe muchas presiones», sostiene el economista Daniel Lacalle.
Viendo lo que ha ocurrido con la salida del ex presidente del Instituto Nacional de Estadística (INE), la postura valiente de Herrero puede salirle cara. No parece que el Gobierno vaya a entrar también en la AIReF como un elefante en la cacharrería, pero la metodología del INE para calcular el PIB y el IPC cambiará en principio en noviembre con su nueva presidenta, Elena Manzanera, y entonces Herrero ya no tendrá nada que decir sobre los datos. No va a desacreditar al INE.
En cualquier caso, el trabajo de Herrero y la AIReF con sus informes casi diarios sobre la evolución de la situación económica y unas previsiones del PIB muy bien trabajadas está siendo muy bueno. «Su trabajo es profesional, como anteriormente lo fue en la subdirección general de la Secretaría General de Coordinación Autonómica y Local. Señala, con argumentos técnicos, los puntos fuertes y débiles de la economía nacional, especialmente desde un punto de vista de estabilidad presupuestaria. Con ella, la AIReF ha ganado prestigio», estima el economista José María Rotellar.
Comentarios
tracking