26 de septiembre de 2022

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo PuigAlejandro Martínez Vélez - Europa Press

Análisis económico

Valencia y Cataluña generan el 82 % del déficit de las comunidades autónomas

No es tolerable que haya comunidades que cuesten casi 6.000 euros por habitante y otras que cuesten 3.800 euros para hacer exactamente lo mismo

Hace unos días publicaba los datos acumulados a mayo de la Administración Central del Estado, de la Seguridad Social y de las Comunidades Autónomas. Veíamos que, sin contar con las Corporaciones Locales, a final de mayo nos habíamos gastado 216.808 millones de euros y habíamos incurrido en un déficit de 19.639 millones.
Había datos tan espectaculares como que los intereses acumulados a mayo eran de 12.171 millones, y que estos se habían incrementado en un mes la nada despreciable cifra de 3.545 millones de euros.
Otro dato muy llamativo era que los salarios habían alcanzado a cierre de ese mes 46.682 millones, y que en el último mes el crecimiento de los mismos había sido de 9.439 millones de euros.
Hoy vamos a analizar lo que nos han costado las Comunidades Autónomas, a las que muchos consideran culpables de todos los males de nuestro sistema.
De los ingresos del Estado, que fueron 197.169 millones, han ido a financiar a las CC.AA el 40,8 % del total. Solo se ha incrementado con respecto al año pasado en las mismas fechas un 2,2 %, que equivale a 1.734 millones de euros más, cuando los impuestos han crecido un 18,3 %, equivalentes a 17.000 millones de euros.
Es importante tener todas estas cifras en la cabeza para darnos cuenta de verdad de quién está despilfarrando el dinero de los españoles.
El Estado español recauda a finales de mayo 17.000 millones más. A las comunidades, por todos los conceptos, solo les da por impuestos un 11,0% más, pero les quita por transferencias corrientes un 1,7 % y por transferencias de capital un 25,1 %. En definitiva, a las comunidades les llega un neto de 1.734 millones más, que equivale a ese 2,2 %. Recordemos que la inflación acumulada en el último año es de un 10,6 %.
Los Gastos de las tres grandes Administraciones fueron de 216.808 millones. Las comunidades hasta mayo se han gastado 83.616. Representa el 38,5 % de los gastos totales de esta parte del Estado, entre los que están los gastos de la sanidad y la educación.
Por eso vemos que los salarios de las comunidades, que son 35.606 millones, representan el 76,3 % de los gastos salariales del Estado. Vemos que las comunidades han hecho crecer un 3 % esta partida, y no parece que haya un motivo de alarma social.
Una de las partidas en las que más están trabajando muchas de las comunidades bien gestionadas es en los intereses. Tal es así que han conseguido bajar los gastos de esta partida en 179 millones con respecto al año 2021. Significa que han conseguido reducir un 13,5 % esta partida. Los intereses de las comunidades han pasado a representar un 9,4 % del total de este gasto.
Por otro lado, vemos que los gastos de las comunidades en total han crecido un 3,1 %, fundamentalmente por el incremento de las prestaciones sociales, que han crecido un 4,9 %.
El déficit que han generado a mayo las 17 comunidades y las dos ciudades autónomas ha ascendido a 3.054 millones de euros, y ya puedo adelantar que entre Cataluña y la Comunidad Valenciana, ellas dos juntas, superan los 2.500 millones de déficit, que suma el 82 % de todo el déficit de las comunidades.
La gestión de las comunidades ha mejorado mucho en los últimos tiempos. El día que se centren en reducir muchos de sus gastos innecesarios, el modelo autonómico puede llegar a funcionar.
Lo que no es tolerable es que haya Comunidades que cuesten casi 6.000 euros por habitante y otras que cuesten 3.800 euros para hacer exactamente lo mismo. No hace falta que señale a las peores, cuando sin querer ya he mencionado a dos.
La otra parte inaceptable es que, de los 19.639 millones de déficit, las comunidades generan el 15,5 %. Representan el 38,5% de los gastos de la nación y el 76 % de los salarios. Que de ese 15,5 % del déficit el 80% lo generen la Comunidad Valenciana del socialista Ximo Puig y la Comunidad catalana de los independentistas de Esquerra y Junts, que tienen cogido y bien «cogido» a Sánchez, y que, por lo tanto, de forma real, el déficit se deba al que se sienta en Moncloa, al que gustan los helicópteros para trasladarse de Moncloa al aeropuerto donde tiene esperando el Falcon y le gusta decir que quitarse la corbata es una manera de reducir las emisiones de CO2 y evitar el cambio climático...
No es tolerable, desde ninguno de los puntos de vista que queramos, que hayamos generado 19.600 millones de déficit en cinco meses, habiendo ingresado 17.000 millones más en impuestos y nos vayamos de vacaciones como si nada hubiese pasado.

Temas

Comentarios
tracking