10 de diciembre de 2022

El consejero de Presidencia, Interior y Diálogo Social de la Junta de Andalucía, Antonio Sanz, en un acto de Europa Press.

El consejero de Presidencia, Interior y Diálogo Social de la Junta de Andalucía, Antonio Sanz, en un acto de Europa Press.Joaquin Corchero - Europa Press

Andalucía critica la «dejación de funciones» del Gobierno para regular en España la convivencia de taxis y VTC

Recuerda que fue el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero «quien dio las autorizaciones» de VTC «que hoy se discuten por parte de alcaldes» y que en la Junta han dialogado hasta la extenuación con los sectores

El consejero de la Presidencia, Interior, Diálogo Social y Simplificación Administrativa de la Junta de Andalucía, Antonio Sanz (PP), ha criticado este miércoles la «dejación de funciones» que, en su opinión, ha protagonizado el Gobierno de España para no regular de la misma manera en toda España la convivencia entre el sector del taxi y el de los vehículos de transporte con conductor (VTC).
Antonio Sanz, al que ha presentado en este foro el presidente del Parlamento andaluz, Jesús Aguirre, ha comenzado opinando sobre este asunto que le «cuesta mucho entender como punto de partida» que se siga desde el Gobierno central «apostando en cosas tan del día a día ciudadano como el servicio del taxi por que existan 17 regulaciones distintas con la movilidad que hay» en España.
Tras afirmar que esa actitud no es propia de «un país serio», el consejero de la Presidencia ha remarcado que «esto procede de la renuncia, de la dejación del Gobierno de España» a la hora «de asumir su competencia», porque este era un asunto en el que el Ejecutivo central «tenía la competencia para regularlo», y, de hecho, fue el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero «quien dio las autorizaciones» de VTC «que hoy se discuten por parte de alcaldes», según ha abundado.
Antonio Sanz ha aludido al 'Decreto Ábalos' con la que el Gobierno, en una «dejación irresponsable de competencias, dijo que el 1 de octubre de 2022» las comunidades autónomas tendrían «la obligación de regular o se acabó la convivencia pacífica» de sectores en sus regiones, lo que motiva que «cada sitio regula de una manera».
El consejero ha defendido que desde la Junta se ha «dialogado hasta la extenuación», con «más de 100 horas de dialogo», y se ha logrado «sentar a todos los sectores en la misma mesa» para buscar un consenso.
Ha agregado que desde la Junta «teníamos claro que había que trabajar por la convivencia en el sector, por no dañar a un sector al que no sólo le tenemos cariño, sino al que llevamos apoyando estos años», en alusión al del taxi, para el que desde el Gobierno andaluz se han adoptado medidas que «están copiando las demás comunidades autónomas», según ha señalado también el consejero.
De igual modo, ha remarcado que la Junta tenía claro que «todo lo que reguláramos tenía que ser pensando en el usuario, que te pide tener el mejor servicio de transporte, sea de uno o de otro», y desde la premisa de que «gobernamos para el usuario».
Asimismo, ha puesto de relieve que, en el referido decreto aprobado este martes, la Junta ha aceptado todas las reivindicaciones del sector del taxi «menos dos por motivos sencillamente legales, para evitar que los dañados o perjudicados» por esas medidas «recurran» y eso «nos cueste a todos los andaluces un dineral por responsabilidad patrimonial», según ha advertido.
En concreto, ha reconocido que las dos reclamaciones del sector del taxi que no se han aceptado por parte de la Junta son las de que «por debajo de los 15 minutos de límite de tiempo no se pudiera precontratar un VTC, y que se retiraran las licencias que ya se habían dado, y que son nacionales», y ha concluido insistiendo en defender que el Gobierno andaluz ha buscado «la convivencia» entre sectores y ha pensado «en los usuarios, que son los que desean y prefieren un servicio de transporte de máxima calidad en nuestra tierra», ha zanjado Antonio Sanz.
Comentarios
tracking