05 de diciembre de 2022

El ministro de Universidades, Joan Subirats.

El ministro de Universidades, Joan Subirats.EFE

Educación

Subirats destinará 400 millones de euros más a becas universitarias

El PP denuncia que «la universidad ha entrado en la subasta de los presupuestos» y Cs «duda» de que la financiación sea suficiente

El ministro de Universidades, Joan Subirats, ha defendido este miércoles los presupuestos generales de su departamento para 2023 que prevé destinar 400 millones de euros más a becas universitarias.
Así lo ha puesto de relieve Joan Subirats durante su comparecencia en el Pleno del Congreso de los Diputados sobre PGE, donde el ministro ha resumido las principales líneas de su departamento para 2023 y ha iniciado su intervención solidarizándose con la ministra de Igualad, Irene Montero, «que ha sido víctima de una nivel de violencia política totalmente inaceptable en esta Cámara».
En concreto, el ministro ha detallado que en 2023 se prevé destinar 400 millones de euros más a becas, lo cual supone un aumento de casi el 20 %. Desde el año 2020, según ha añadido, el incremento acumulado asciende a 1.024 millones de euros dedicados a las becas, al acceso al sistema educativo, es decir, una subida del 65 %.
Subirats, que ha afirmado que la partida de su departamento «se beneficia del gran esfuerzo presupuestario de las políticas en educación e investigación que impulsa el Gobierno en su conjunto», ha puesto de relieve que el presupuesto total para el próximo ejercicio asciende a un total de 441,65 millones de euros, incluyendo en esta cantidad los casi los 130 millones plan del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.
En este sentido, el ministro de Universidades ha apuntado que la citada partida «representa un incremento presupuestario claro» de más del 10 %, sin tener en consideración los fondos del Plan de Recuperación.
«Desde el año 2020, el presupuesto en materia de universidades se ha visto incrementado casi en un 80 %. Este incremento se ha debido al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, pero también al resto de programas presupuestarios, que se han incrementado en más de un 25 % en estos tres años, modificando así la senda descendente de presupuestación y de financiación del sistema universitario que se había caracterizado desde el año 2009», ha subrayado.
A continuación, Joan Subirats ha dicho que «el presupuesto del Ministerio de Universidades contribuye, dentro de sus posibilidades, al incremento de las inversiones social y productiva, consideradas centrales en este proyecto de presupuestos y que, en el caso del sistema universitario, convergen tanto en la educación como en la investigación».

Calidad del sistema universitario

Según ha defendido el titular de la cartera de Universidades, el Proyecto de Presupuesto para el ejercicio 2023 «da un paso más en la apuesta del Gobierno y de este Ministerio por el acceso y la calidad del sistema universitario español, así como por su contribución a la transformación de nuestro modelo productivo».
Asimismo, ha hecho hincapié en que «no solo incrementa de forma clara los recursos económicos destinados al sistema universitario, sino que se estructura y contiene previsiones presupuestarias destinadas a hacer la Universidad española más accesible; mejorar la calidad del sistema universitario a través de la formación, la recualificación y el rejuvenecimiento de su profesorado; modernizar las universidades en ámbitos tan importantes como la digitalización, la internacionalización».
En el turno de portavoces, el portavoz de Ciudadanos, Juan Ignacio López-Bas, ha presentado las enmiendas de su grupo, entre ellas, una en la que solicita la implantación de una prueba de acceso a la universidad común para toda España y ha expresado sus «dudas de que realmente esta sección presupuestaria tenga la financiación suficiente».
Desde el Grupo Parlamentario Popular, la diputada María Jesús Moro ha aseverado que «la universidad ha entrado en la subasta de los presupuestos» y ha reiterado que «estos no son los presupuestos que necesita la universidad en estos momentos». «No queremos que se venda la universidad al mejor postor», ha dicho la 'popular', que le ha pedido que diera instrucciones «para que se aprueben enmiendas del Grupo Popular que son buenas».
El portavoz de Unidas Podemos, Javier Sánchez, ha asegurado que los presupuestos del Ministerio de Subirats «presentan un incremento notable de recursos para robustecer un servicio público indispensable como la educación superior» y ha agregado que, contabilizando sólo los fondos netamente estatales, el presupuesto crece un 9 %, lo que supone «la tercera subida consecutiva del presupuesto en universidades y lo que significa también que este Gobierno de coalición sigue fortaleciendo la universidad pública, una institución que quedó maltrecha después de las recetas de austeridad del Partido Popular».
Desde VOX, el parlamentario Joaquín Robles ha señalado que los presupuestos del Ministerio de Universidades son la «cenicienta» de los Presupuestos Generales y «demuestra que este Gobierno social-podemita funciona a golpe de propaganda». «La realidad que cada día más españoles van conociendo es que ustedes, que hablan de recaudar impuestos para financiar la sanidad y la educación, lo que hacen es tener la sanidad colapsada y en la educación de segunda división, no hay equidad y el adoctrinamiento prima sobre el conocimiento», ha concluido.
Finalmente, el socialista Roberto García ha replicado que «este Gobierno apuesta claramente por las universidades públicas y por la generación de oportunidades para nuestros jóvenes». «Esto no es una tómbola. No mezcle usted presupuestos con otros debates», ha zanjado.
Comentarios
tracking