24 de enero de 2022

Una imagen de la reunión que mantuvo el consejero de Educación con uno de los centros

Una imagen de la reunión que mantuvo el consejero de Educación con uno de los centrosEl Debate

Cataluña

La AEB denuncia a la Fiscalía la encuesta sobre usos lingüísticos a escolares catalanes

La Asamblea por una Escuela Bilingüe pide que se paralice el cuestionario porque se está usando a menores para «señalar» a los profesores
La Asamblea por una Escuela Bilingüe en Cataluña (AEB) ha pedido la intervención de la Fiscalía para que pare «la distribución de la encuesta» en la que se pregunta a los escolares catalanes sobre usos lingüísticos. La entidad considera que esta encuesta, que promueve el Gobierno catalán bajo el amparo del Síndic de Greuges, «carece de utilidad formativa», no se ajusta a la Ley Orgánica de Educación, ni a la Ley de Educación de Cataluña, y, además, «recaba de los menores datos que afectan a la intimidad, como el idioma empleado con sus padres y amigos», y además «se pretende llevar a cabo sin autorización del tutor legal y se pide a los alumnos fiscalizar la lengua usada por los profesores».
La presidenta de la AEB, Ana Losada, ha explicado a El Debate que los datos de la encuesta «van a servir para fiscalizar» a los docentes, porque se hace una serie de preguntas en la que se invita a los alumnos a «responder qué lengua usan cada uno de sus profesores». En definitiva, se usa a los menores para que «hagan de informadores». Para Losada esto es «muy grave», y por este motivo considera que la Fiscalía «debe intervenir y paralizar sí o sí la encuesta», porque no se trata de un simple estudio para «valorar los derechos y usos lingüísticos de los alumnos». Además, recuerda Losada, la entidad ha denunciado la encuesta a la Alta Inspección y el Defensor del Pueblo.
Encuesta

EncuestaEl Debate

Una encuesta que impulsa el Síndic de Greuges «para facilitar el trabajo al departamento de Educación», y que según recuerda Losada, «se produce en medio de una campaña de acoso y derribo a profesores y alumnos para que sólo usen el catalán en todas las áreas de la escuela, dentro de las aulas, pero también fuera, como en el patio o las comunicaciones internas». Y también ha recordado que el cuestionario «se reparte en horas de clase y se lo da su profesor», con lo que es más difícil que los alumnos se nieguen a responder, dice la presidenta de la AEB, que también apunta que esto es «una posición de poder».

Se controla hasta el Whatsapp

En la encuesta, que se reparte a alumnos de 5º de primaria y de 3º de ESO, se pregunta cuál es la lengua del alumno, qué idioma utiliza en casa o en situaciones fuera de la escuela o el instituto, con amigos o cuando se escriben mensajes de correo electrónico o de Whatsapp, por ejemplo. Y también se pregunta en qué lengua imparte el profesor las materias, o cómo se dirige el alumno al docente dentro o fuera del aula.
tracking