23 de mayo de 2022

Irene Montero en un acto de Podemos

Irene Montero, en un acto de PodemosEfe

Su «publicidad engañosa»

Podemos intenta justificar el cargo de Montero con leyes que están sin hacer

La formación publica un vídeo en el que presume de que el Ministerio de Igualdad ha puesto en marcha cuatro leyes que, en realidad, no están en vigor y en algún caso falta mucho

Podemos presume en un vídeo colgado en sus redes sociales de haber «puesto en marcha» cuatro leyes que, en realidad, no están aprobadas y en algún caso están muy lejos de estarlo.
El partido justifica en él la existencia del Ministerio de Igualdad e invita a sus militantes y simpatizantes a dar «turrón feminista» cuando alguien «te dé la turra» con la pregunta de marras: «¿Para qué sirve el Ministerio de Igualdad?».
Acto seguido enumera varios argumentos para que Irene Montero conserve una cartera cuyo presupuesto superará por primera vez en 2022 los 500 millones de euros. En concreto 525 millones, un 14,4 % más que este año.
Podemos recuerda la actualización del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, que ratificaron todos los partidos menos Vox a finales de noviembre. También el Plan Corresponsables, aprobado en marzo por el Consejo de Ministros y dotado con 190 millones de euros para la «conciliación de las familias en España mediante la corresponsabilidad del Estado en el cuidado de niños y niñas menores de 14 años».
Sin embargo, a continuación se detiene en cuatro leyes que no están puestas «en marcha», como sin embargo afirma el partido que dirige Ione Belarra, ni mucho menos.
En primer lugar, la Ley sobre la Libertad Sexual, a la que las feministas de Montero llaman «ley del solo sí es sí». Es la más avanzada y aun así, en el mejor de los casos, será aprobada definitivamente el próximo Día de la Mujer, el 8 de marzo.

Como pronto, la ley del «solo sí es sí» será aprobada en marzo, después de un camino tortuoso

Para entonces se cumplirán dos años desde que la titular de Igualdad la llevara por primera vez a la Mesa del Consejo de Ministros en forma de anteproyecto, muy discutido incluso internamente por su baja calidad jurídica. De hecho hubo que rehacerlo e incluso así recibió duras críticas por parte del CGPJ, uno de los órganos consultivos por los que pasó. Actualmente el proyecto de ley se encuentra en trámite parlamentario.
La Ley trans y LGTBI, de la que también presume Podemos en el vídeo promocional, va más retrasada que la anterior. Ésta ha acentuado el cisma entre las feministas clásicas y las de nuevo cuño, de la escuela de la propia Irene Montero. El Gobierno aprobó en junio el anteproyecto y ahora el texto está siendo examinado por el CGPJ. Como pronto, volverá a la mesa del Consejo de Ministros ya como proyecto de ley en primavera. Eso siendo optimistas –en el Ministerio lo son–.
Por lo que respecta a la reforma de la Ley Orgánica de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo de 2015, la Ley del Aborto, también le queda una larga andadura por delante. Aunque Podemos haga creer lo contrario en su vídeo.
De hecho es muy complicado que salga adelante este curso. Montero quería tener un borrador o anteproyecto que presentar al Consejo de Ministros este mes de diciembre, pero el tiempo se le ha echado encima y no hay novedad.
La ministra quiere que la reforma vaya mucho más allá de la eliminación del permiso paterno para abortar tratándose de menores de 16 y 17 años. Como ha venido contando El Debate, Montero pretende aprovechar la nueva ley para desarrollar la píldora anticonceptiva masculina, cuando de momento no hay ninguna en el mercado. También la gestación subrogada o vientres de alquiler, que serán considerados una forma de violencia contra las mujeres.
También tiene intención de abordar la educación sexual «con perspectiva de género» en todas las etapas académicas y lo más controvertido: las listas de médicos objetores de conciencia, que además tendrán que justificar en qué se basan para negarse a interrumpir embarazos.
Por último, en cuanto a la Ley Integral Contra la Trata, en enero el PSOE y Unidas Podemos pretenden llevar al Congreso una proposición de ley, según anunciaron esta semana. Es decir, no será un proyecto de ley que el Ministerio de Igualdad eleve al Consejo de Ministros, sino que la iniciativa partirá de los grupos parlamentarios de ambos socios de Gobierno. Luego el trámite durará meses.
Se suponía que Igualdad iba a ser un Ministerio hiperactivo, pero hasta la fecha las Cortes han aprobado una única ley de Igualdad, la de medidas urgentes en materia de protección y asistencia a las víctimas de violencia de género. Y porque en realidad es fruto de la convalidación de un real decreto ley aprobado por el Consejo de Ministros en marzo de 2020, en los primeros azotes de la pandemia (por tanto no siguió la tramitación habitual).
Comentarios
tracking