27 de mayo de 2022

Un guardia civil contiene a la multitud el 1-O

Un guardia civil contiene a la multitud, el 1-OEfe

Dos años congelado

Interior desbloquea el expediente para condecorar a los guardias civiles del 1-O

La directora general de la Benemérita acaba de mandar la orden de inicio a Cataluña. Al frente de aquel operativo estuvo el coronel Pérez de los Cobos, a quien ella destituyó por teléfono

La directora general de la Guardia Civil ha activado el proceso para condecorar a los agentes que participaron en el dispositivo del referéndum ilegal más de cuatro años después de aquel 1 de octubre de 2017. Y solo después de que los nueve cabecillas del procés que estaban encarcelados por sedición y malversación fueran indultados.
El 29 de noviembre, María Gámez remitió a la Zona de Cataluña de la Guardia Civil la orden de incoación para iniciar la instrucción del expediente. Éste incluye 189 propuestas de condecoración a agentes de la Benemérita desplegados en Cataluña con motivo del golpe a la legalidad perpetrado por Carles Puigdemont y su Govern.
El expediente es fruto de una propuesta que el entonces general jefe de la Zona de Cataluña elevó a sus superiores en enero de 2020 para la concesión de la Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil a casi dos centenares de agentes en sus distintas modalidades y con carácter extraordinario.
Ello no quiere decir, siquiera, que esas 189 propuestas acaben en medalla. A partir de ahora comienza la instrucción del procedimiento para determinar quiénes de los candidatos son merecedores de qué tipo de medalla.
La propia Gámez se lo ha comunicado al PP y Vox, partidos que a lo largo de estos años se han interesado en múltiples ocasiones por el reconocimiento a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que aquellas semanas trabajaron por mantener el orden constitucional en Cataluña en medio de un clima de enorme tensión política y social. Solo en la jornada del 1-O, 431 agentes resultaron heridos, según informó entonces el Ministerio del Interior.
Curiosamente, al frente de aquel operativo conjunto de la Policía y la Guardia Civil estuvo el coronel Diego Pérez de los Cobos, que fue designado por el entonces ministro del Interior, el popular Juan Ignacio Zoido. Pérez de los Cobos fue después jefe de la Comandancia en Madrid.
El coronel Pérez de los Cobos fue destituido por Marlaska

El coronel Pérez de los Cobos fue destituido por MarlaskaEfe

El 24 de mayo de 2020 fue destituido de forma fulminante por Fernando Grande-Marlaska porque no facilitó a su superiora, María Gámez, información sobre una causa en curso contra el entonces delegado del Gobierno en Madrid por la manifestación del 8-M. Fue la propia Gámez la que le comunicó su cese por teléfono.

Los policías, sí

El 29 de enero de 2020, la Dirección General de la Policía condecoró a policías que sofocaron los disturbios producidos tras la sentencia del referéndum ilegal, en una ceremonia presidida por Grande-Marlaska. La fecha es importante: fue una vez que ERC hubo apoyado la investidura de Pedro Sánchez y por tanto no había riesgo político alguno. Y aprovechando el 196 aniversario de la creación de la Policía General del Reino, la antecesora del Cuerpo Nacional de Policía actual.
En el caso de la Guardia Civil, ni eso. Según explicó la directora general a los partidos de la oposición en la última Comisión del Interior en el Congreso, no es que el procedimiento haya estado parado, sino que conlleva un «procedimiento largo» y «una tramitación lenta».
En este caso son ya más de cuatro años del referéndum ilegal y casi dos desde que el entonces general jefe de Cataluña elevara la propuesta a sus superiores. Y lo que queda: una vez que la Zona de Cataluña instruya el expediente sumario éste será remitido al Consejo Superior de la Guardia Civil para su informe. Después llegará a la mesa de la directora general y, por último, a la del ministro Grande-Marlaska.
Desde la asociación Jucil explican a El Debate que una condecoración extraordinaria tarda en torno a dos años en ser resuelta. Solo las que llevan distintivo rojo tienen remuneración económica, el resto dan baremo. Los dos años cumplen en enero y apenas acaba de activarse el procedimiento.
Aprovechando, además, un momento de calma chicha en Cataluña. La semana pasada la subsecretaria de Estado de Justicia, Ana Sánchez, compareció en el Congreso y defendió la utilidad de los indultos a Oriol Junqueras y los otros ocho presos del procés. Sánchez se felicitó porque, según ella, la polémica medida de gracia «ha mejorado la relación del Gobierno de España con la Generalitat».
No obstante, a juzgar por el discurso de fin de año del presidente de la Generalitat, 2022 será un año de curvas. «Debe ser el año en que empecemos a desbloquear el conflicto con el Estado», sostuvo el domingo en un mensaje en TV3. «Si la negociación se encalla tenemos que empezar a construir alternativas», advirtió a Pedro Sánchez.
Comentarios
tracking