10 de agosto de 2022

Francisco Igea: «Con los votos de Cs, Mañueco está descartado como presidente, no el PP»

Entrevista

Francisco Igea: «Con los votos de Cs, Mañueco está descartado como presidente, no el PP»

El candidato de Cs en Castilla y León afirma que la prioridad de su partido es seguir gobernando. Y para ello hablará con el PP o con el PSOE. «Se han colocado en igualdad de condiciones»

Francisco Igea aún tiene abierta la herida por la forma en la que él y el resto de consejeros de Cs fueron expulsados del Gobierno de Castilla y León por Alfonso Fernández Mañueco, que no volverá a ser presidente si de él depende. «Es un hombre deshonesto», asegura.
–El primer debate electoral se celebrará el 31 de enero. ¿Ha pensado qué le dirá a Alfonso Fernández Mañueco cuando le tenga enfrente?
–Lo que me preocupa es lo que va a decir él. La historia pondrá cada uno en su lugar. Han sido dos años y medio muy difíciles, muy duros. Yo sé lo que hemos hecho nosotros y cómo lo hemos hecho y la honestidad con la que se ha trabajado. Y también sé lo que ha hecho él y qué es lo que va a quedar. En esta vida ganar elecciones es importante. Pero acostarse tranquilo es mucho mejor que ganar elecciones. Mirar a los tuyos a la cara es mucho mejor. Mirar a tus hijos, a tu mujer, a tus compañeros, a tus conciudadanos. Yo estoy muy tranquilo, no me preocupa en absoluto lo que pueda ocurrir, creo que hay que defender con honestidad el trabajo que hemos hecho.
–¿Le guarda rencor? Como dice, han compartido muchas cosas en dos años y medio.
–Yo no tengo el rencor, el rencor es una droga malísima. Además, en política es muy inútil. Sí decepción. La decepción con el ser humano, que hay veces que no deja de sorprenderte. Cómo se puede ser tan poca cosa para que despidas a Verónica (la consejera de Sanidad hasta la ruptura de la coalición) como lo hizo. Una persona a la que vas a cesar, que no la has informado, entra en tu despacho por error, te ve ahí reunido, preparando su ejecución y tú ni te levantas de la silla. Y cuando estaba bajando las escaleras, 30 segundos después, le llamas por teléfono porque no has sido ni siquiera capaz de levantarte. Pero bueno, no es esto lo que ocupa a los ciudadanos de la Comunidad.
–De hecho ya ha adelantado que con sus votos no volverá a ser investido presidente…
–No, no, no. Nosotros creemos que la honestidad tiene que empezar a ser un valor en política, tiene que haber un momento en el que no todo valga en política. Yo creo que los ciudadanos de este país están legítimamente hartos de que esto sea todo un cuento y de que todo vale.
–Esa afirmación tan categórica suya significa que, puestos a elegir, ¿usted daría sus votos al candidato del PSOE, el señor Tudanca?
–Yo no soy un prestamista de votos. Nosotros no vamos a embestir a un deshonesto, pero por una cuestión de principios nosotros podremos acordar con el PP. Naturalmente. ¿Hasta dónde nos vas a dejar ir en nuestra acción de gobierno? Primero nosotros. Nuestra intención es continuar gobernando. ¿Con quién vamos a gobernar? Con quien nos permita llevar adelante nuestra Ley de Transparencia, nuestra Ley de Ordenación del Territorio, crear nuestra Oficina de Lucha contra el Fraude y la Corrupción, la evaluación de las políticas públicas, la reforma de la asistencia primaria, que es urgente y necesaria.
El candidato de Cs durante la entrevista

El candidato de Cs durante la entrevistaPaula Argüelles

El PSOE presentó una moción de censura contra ese programa. No parece muy de fiar. Pero el que provocó el hundimiento del Gobierno no fue el PSOE, fue Alfonso Fernández Mañueco. Por tanto, se han colocado en igualdad de condiciones. Hablaremos con cualquiera de los dos.

El PP y el PSOE se han colocado en igualdad de condiciones. Hablaremos con cualquiera de los dos

–¿Qué condiciones pondrá?
–Tendremos que tener las garantías suficientes de que nadie vuelve a apretar el botón nuclear a su conveniencia o según le vayan las encuestas. Y nadie va a poner sus intereses electorales por delante de los intereses de los ciudadanos. Por esa razón está descartado Alfonso Fernández Mañueco como presidente, no el PP. Sí Alfonso Fernández Mañueco. Has dejado a la Comunidad sin presupuesto en un momento esencial, la has dejado sin 12.000 millones de euros para la utilización de los fondos europeos. La dejas sin la consejera de Sanidad más valorada de nuestro país en mitad de la sexta ola. Y lo has cambiado por el clientelismo y la propaganda de siempre.
Has demostrado ser una persona deshonesta. No con nosotros, con tus ciudadanos. Has puesto muy por encima el interés de tu partido o de tu presidente o el tuyo, no sabemos muy bien de qué. Entonces tú no puedes gobernar Castilla y León, pero no porque seas del PP, sino porque eres tú personalmente.
–¿No es contradictorio que hable del clientelismo en una región gobernada durante 35 años por el mismo partido cuando en los últimos dos y medio usted se ha prestado a gobernar con ese partido?
–Es que nosotros queremos cambiar las cosas. Y nosotros hemos cambiado las cosas estos dos años. Dijimos que el PP no iba a gobernar. Que iba a haber cambio. Fíjese si ha habido cambios que el propio presidente esta semana ha dicho que en realidad a él le hubiera gustado gobernar como Ayuso. Es inaudito. Yo nunca he visto un presidente que no defienda la acción de su gobierno.
–¿A qué se refería cuando escribió en Twitter que había tenido que escuchar a Fernández Mañueco muchas cosas sobre Ayuso?
–No voy a contar más allá de lo que puedo, pero creo que el día del mayor disgusto del presidente, a lo largo de la pandemia, fue el único día que reconocí públicamente en rueda de prensa el gasto que habían hecho en Madrid con los test de antígenos. Y yo ya le dije «mira Alfonso, no te preocupes porque esto es como los Pecos, estos fenómenos de masas (en alusión a Ayuso) ocurren, y nosotros lo que tenemos que hacer es política a largo».
–¿En Ciudadanos hay profesionales de la política? Porque la candidatura de España Vaciada en Valladolid tiene 14 exdirigentes de Cs.
–Por Ciudadanos ha pasado gente con mucha ambición política o que se ha enganchado a la ambición política y no es capaz de desengancharse. Sí, claro. Yo siempre he dicho que nosotros no éramos un partido de gente mejor. Es más, me paso el día diciendo que la política no consiste en cambiar a los malos por los buenos. Nosotros no éramos los buenos. Nosotros proponemos unas cosas para impedir que los malos sobrevivan. Cambiamos las normas para que la maldad sea más difícil. En Ciudadanos ha habido profesionales de la política, pero menos porque la inmensa mayoría de nosotros tenemos oficio al que volver.

Alfonso lleva en la rueda de la política desde los 18 años. Eso sí que es peligroso

Quítele usted a Alfonso, que lleva desde los 18 años en la rueda. Que ha sido concejal, diputado provincial, alcalde, presidente de Diputación. Esto sí que es adicción. Y esto es muy peligroso.
–Ironías de la vida. Usted que se presentó contra Inés Arrimadas ahora de alguna manera tiene su futuro en sus manos…
–No, yo creo que entre todos, entre Inés y yo, tenemos el futuro del partido. Los partidos políticos son herramientas y es importante porque necesitas la herramienta para hacer política. Tenemos en nuestras manos conseguir que esta herramienta vuelva a ser útil. Pero ese espacio político es el espacio de los huérfanos políticos. Existe, y yo estoy seguro de que va a salir reforzado después de esta campaña, porque la inmensa mayoría de la gente sensata del país no ve con especial alegría las dos opciones que se le dan para el futuro del país.
–Hablando de esa utilidad, ¿Qué le parece la mano tendida de Inés Arrimadas a Pedro Sánchez para apoyar la reforma laboral?
–Me parece que es lo que tiene que hacer un partido que quiere ser útil. Una de las cosas que está ocurriendo es que empezamos a no reconocernos. Ya el PP se ha hecho tan populista tan populista como Vox. La inmensa mayoría de los actores políticos en este país son o todo o nada. O conmigo o contra mí. O el sanchismo o el fascismo. Hacer política es cambiar las cosas poco a poco. No es la revolución permanente, no es el anticomunismo, el antifascismo, ni la trinchera permanente.
–Si el 13 de febrero Ciudadanos nos sacara un solo procurador en las Cortes de Castilla y León, ¿Se planteará usted dimitir esa noche?
–Lo que tendría que plantearme es el destino de mi vida. No es que se decida, es que la política te abandona a ti. Yo creo que eso no va a suceder. En cualquier caso, si esto sucede, yo tengo un trabajo, un oficio, pero no dejaré de intentar influir en la vida política de mi país porque me parece una cosa importante. Lo haré en Ciudadanos, en el hospital, escribiendo donde sea, hasta el día que me pongan una lápida encima. Estoy dispuesto a ser el representante sindical del Hogar de Mayores del Pisuerga.
Comentarios
tracking