27 de junio de 2022

La dirección de Sortu, elegida en enero, con el último líder de ETA, David Pla (2º por la derecha) en ella

La dirección de Sortu, elegida en enero, con el último líder de ETA, David Pla (2º por la derecha) en ellaEuropa Press

Los socios de Pedro Sánchez celebran la puesta en libertad de dos etarras

El jueves, Bildu rechazó una declaración de recuerdo a Tomás Caballero, asesinado por ETA

Un texto, «Josu Urbieta Alkorta, preso de Azpeitia, y Jesús Mari Altable Etxarte, preso de Pamplona, han sido puestos en libertad tras 12 a 27 años de prisión» acompañado de un «Free them all» (libérenlos a todos) y el recuento del número de presos de ETA que permanecen en prisión ha sido el homenaje de Sortu, principal integrante de la coalición Bildu, socios preferentes del Gobierno de Pedro Sánchez, ha realizado a los dos últimos presos de ETA que han quedado en libertad.
Uno de los etarras puestos en libertad cumplió condena por el asesinato, en Pamplona, del capitán de la Guardia Civil, José Luis Ollo. Y se da la circunstancia de que este mismo mes de febrero disfrutó de un permiso penitenciario a pesar de que la propia Audiencia Nacional reconocía que no se había arrepentido, según desveló El Confidencial.
«Este escrito no es en absoluto indicativo de un cambio significativo en la mentalidad que le llevó al interno a integrarse en esa organización terrorista y a cometer los delitos por los que cumple condena, sino que, por el contrario, evidencian un seguimiento de sus estrategias», decía el auto judicial. Sin embargo, «el comportamiento general del interno, su participación destacada en actividades y el escaso tiempo que resta para el cumplimiento de la condena aconsejan que se vaya preparando la libertad con un permiso de salida». Este lunes es el día en que Altable ha salido en libertad de la cárcel de Pamplona.

Contra el recuerdo a las víctimas

El mensaje de Sortu en las redes sociales contrasta con la actitud mostrada por el grupo municipal de Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona, que impidieron la aprobación de una declaración institucional de recuerdo del concejal de dicho ayuntamiento, Tomás Caballero, asesinado por ETA en 1998. Al no contar con el respaldo unánime de todo el pleno municipal, la declaración quedó en nada.
Quizá, para entender toda esta sucesión de contradicciones haya que recordar que el pasado mes de enero, Sortu nombró responsable de la orientación estratégica al que fuera último líder de la banda terrorista, David Pla, que, por cierto, también es de Pamplona.
Comentarios
tracking