23 de mayo de 2022

La ministra de Defensa, Margarita Robles (c), junto a la nueva directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Esperanza Casteleiro (d), y a la directora destituída, Paz Esteban (i)

La ministra de Defensa, Margarita Robles (c), junto a la nueva directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Esperanza Casteleiro (d), y a la directora destituída, Paz Esteban (i)Chema Moya / EFE

«Continuidad» con advertencias en la toma de posesión de la nueva directora del CNI

Esperanza Casteleiro toma posesión de su cargo arropada por la cúpula de Defensa

«Es un acto de pura continuidad, nada va a cambiar pero va a cambiar mucho», ha advertido la ministra de Defensa, Margarita Robles, en la toma de posesión de la nueva directoral del Centro Nacional de Inteligencia, Esperanza Casteleiro.
Y esos cambios vienen de la mano de la ciberseguridad. «Que nadie tenga duda que esos que nos quieren atacar con procedimientos sofisticados, con hackeos, se van a encontrar enfrente al CNI, a la inteligencia militar y a la Justicia», ha asegurado Margarita Robles sin mencionar los ataques que el año pasado recibieron los teléfonos del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el del ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, el del ministro de Agricultura como ex embajador de España en Marruecos, Luis Planas, y el suyo propio.
En esta línea, la ministra de Defensa ha querido centrar sus palabras en la labor de los 3.000 trabajadores del CNI. «Ellos son los únicos protagonistas, solo ellos», ha afirmado ante toda la cúpula militar que ha estado presente en la toma de posesión de la nueva directora del CNI, Esperanza Casteleiro, la nueva secretaria de Estado de Defensa, Adoración Mateos, y la nueva subsecretaria de Defensa, Amparo Valcarce. Y ha aseverado que el Ministerio «trabaja con la ley, la razón y la justicia y vamos a ganar todas las batallas que sean necesarias en favor de los españoles, los derechos, la libertades, la seguridad y la democracia», ante las dudas mostradas por los partidos independentistas.
Después de un mes de polémica desde que salió a la luz el espionaje mediante del software Pegasus al que han sido sometidos unos 65 dirigentes del independentismo catalán, la ministra de Defensa no ha hecho más que defender la labor de los trabajadores del Centro Nacional de Inteligencia. «Con esta casa que trabaja con la Ley y la Justicia, España va a ganar», ha avisado la ministra, «poniendo a los ciudadanos en primer lugar y poniendo al Estado de Derecho por delante», ha asegurado después de que los partidos independentistas pusieran en duda la labor de los servicios de inteligencia.

Los «retos» que vienen

En este sentido, la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha querido poner énfasis en los «retos» que suponen actos que van a tener lugar en España como la Cumbre de la OTAN que se celebrará en Madrid a finales del próximo mes de junio.
Tampoco han faltado los piropos por parte de la nueva directora del CNI, Esperanza Casteleiro, una mujer que ha trabajado durante 35 años en «la casa». Así se ha referido a la ministra Robles como «la mejor de las maestras». No en vano, fue la ministra quien la eligió para convertirla en la número 2 del Ministerio y, ahora, para dirigir uno de los organismos del Estado más delicados.
En el acto, también ha estado presente la directora del CNI cesada, Paz Esteban. «Paz, querida Paz», ha reconocido emocionada la ministra, «gracias por estar aquí». Preguntada por los periodistas al finalizar el acto, la hasta el martes directora del CNI, se ha limitado a afirmar que «el pasado ya es pasado. Ahora lo importante es la nueva directora», en referencia a Esperanza Casteleiro y mostrando así, no sin cierta resignación, su visto bueno a la nueva representante de la inteligencia española.
Comentarios
tracking