20 de mayo de 2022

Pedro Sánchez, Margarita Robles y Fernando Grande-Marlaska

Pedro Sánchez, Margarita Robles y Fernando Grande-Marlaska

Caso Pegasus  El Gobierno contrató una empresa especializada en seguridad para móviles mientras Sánchez negociaba con Marruecos

La tecnología adquirida por el Ejecutivo permite llamadas y mensajes encriptados para minimizar el impacto de un posible espionaje

El Gobierno de Pedro Sánchez contrató a una empresa para blindar sus comunicaciones. Lo hizo el pasado mes de febrero en medio de la negociación que supuso un viraje histórico de la posición de España respecto a la autonomía de Marruecos respecto al Sáhara Occidental.
El 22 de febrero, el Ejecutivo concedió, a través de un contrato menor, un total de 11.295 euros a cambio de licencias «del gestor de dispositivos móviles». Cuatro días antes, el 18 de ese mismo mes, Sánchez mantuvo una reunión con el ministro de Exteriores marroquí, Nasser Burita, siendo este el primer contacto en persona con los dirigentes del país vecino tras el estallido de la crisis diplomática que dio comienzo en abril del año pasado con la entrada del líder del Frente Polisario, Brahim Gali, en España para ser hospitalizado en Logroño para ser tratado por su positivo en covid agravado por el cáncer que ya padecía.
Menos de tres semanas después, el Gabinete real marroquí hizo pública una carta donde Sánchez se mostraba de acuerdo con la propuesta de autonomía de Marruecos respecto al Sáhara Occidental. La decisión causó un momento de convulsión política por el giro radical de este aspecto de la política exterior del país.
La empresa elegida para dotar de servicios de protección al Gobierno fue Secure Mobility Solutions for Bussiness International S.L. La página web del negocio con sede en Alcobendas (Madrid) apenas ofrece información acerca de los servicios. El Debate se ha puesto en contacto con la compañía que ha explicado que se encuentran realizando cambios en la misma. Así lo ha corroborado este medio en las versiones anteriores de la página web en las que sí se ofrecían más detalles acerca del cometido de la empresa.
Contrato menor del Portal del Estado

Contrato menor del Portal del EstadoRaquel Tejero

Además, tras consultar el portfolio en el que se detallan los servicios ofrecidos se puede encontrar soluciones «para gobiernos y grandes empresas» con la tecnología COMSec definido como un «producto maduro con requisitos estrictos de funcionalidad y seguridad». Tal y como describe el documento, la empresa facilitó las licencias para proteger las «comunicaciones del equipo de gestión, staff directivo y comunicaciones entre responsables y oficinas remotas o ubicadas en otros países».
La tecnología adquirida por el Gobierno permite llamadas de voz o vídeo encriptadas entre terminales y mensajería instantánea más protegida que los servicios comunes de WhatsApp o Telegram.
Parte del portfolio de la empresa

Parte del portfolio de la empresa

Al tratarse de un contrato menor, el documento acreditativo apenas revela información. Los únicos datos que aparecen son el que designa a la subdirección general de la oficina presupuestaria y de gestión económica dependiente del Ministerio de la Presidencia dirigido por Félix Bolaños como órgano de contratación.
La contratación de dicha tecnología se formalizó menos de una semana después de que Sánchez mantuviese un encuentro con Nasser Burita, el encargado de los asuntos exteriores de Marruecos. El presidente español afirmó que había mantenido una reunión en la que «ambos» constataron que era necesario «avanzar en esa relación estratégica entre España y Marruecos».

También en Defensa

Tal y como desveló El Debate, el Ministerio de Defensa también hizo movimientos para aumentar la seguridad de sus dispositivos. En este caso, se hicieron en junio de 2021 justo unas semanas después de que el móvil de Margarita Robles fuese infectado con Pegasus.
La Jefatura de Asuntos Económicos del Estado Mayor de la Defensa cerró un primer contrato con Epicom el 21 de julio de 2021, aunque las gestiones empezaron en junio, según la información oficial a la que ha tenido acceso este periódico. Ascendió a 531.701 euros (impuestos ya incluidos) y en el encabezado rezaba «Adquisición de equipos criptográficos para las redes del Estado Mayor de la Defensa».
El 3 de agosto de ese año, el Ministerio adjudicó un segundo contrato a la misma compañía, complementario del anterior y por valor de 621.562 euros. Esta vez para el mantenimiento y la actualización de los equipos de encriptación previamente adquiridos.
En total, el pago por ambos contratos para proteger las comunicaciones de Defensa ascendió a 1.153.263 euros. No hubo concurso público alguno, sino que el Ministerio lo negoció directamente con Epicom, sin publicidad.
Comentarios
tracking