02 de julio de 2022

Delgado entregó a Sánchez en mano, en septiembre, la Memoria de la Fiscalía

Delgado entregó a Sánchez en mano, en septiembre, la Memoria de la FiscalíaBorja Puig de la Bellacasa

El nuevo mantra

La Memoria de la Fiscalía con la que Sánchez presume de haber pacificado Cataluña está manipulada

Es de 2020, y por tanto previa a los indultos. Además, retuerce la Memoria de la Fiscalía de Cataluña, según la cual los delitos de odio por motivos ideológicos bajaron por la pandemia

El nuevo mantra del Gobierno se llama 62 %. Que es, según los socialistas, el porcentaje en el que se han reducido los delitos de odio por motivos ideológicos en Cataluña con Pedro Sánchez en la Moncloa.
Sin embargo, la Memoria de la Fiscalía General del Estado en la que aparece ese dato ha sido manipulada, para hacerla pasar por lo que el Ejecutivo quiere: la prueba irrefutable de que los indultos a los presos del procés sí han funcionado y de que el presidente ha conseguido pacificar Cataluña.
Para empezar, esa Memoria de la Fiscalía de Dolores Delgado ni siquiera corresponde a 2021, año en que se concedieron los nueve indultos que ahora el Tribunal Supremo se ha abierto a revisar, sino al año 2020. Se presentó, eso sí, en septiembre de 2021. Pero los datos son del ejercicio anterior.
Hay más. Ese 62 % de descenso de los delitos de odio por motivos políticos se circunscribe a Barcelona, no se extiende a Cataluña entera, porque de hecho en Gerona ese tipo de delitos se mantuvo en similares cifras. Para más inri, la Memoria de la Fiscalía Superior de Cataluña del año 2020, de la que Fiscalía General del Estado extrajo los datos, no lo atribuye al efecto Sánchez y su «política del ibuprofeno» –que diría Josep Borrell–. Sino a la pandemia y el confinamiento obligado.
Concretamente, la Fiscalía de Cataluña lo explicaba con estos términos: «Es cierto que la situación política que vive la Comunidad Autónoma de Cataluña desde el año 2017 ha sufrido durante este año 2020 una situación de cierta estabilidad, muy probablemente a causa del padecimiento de la situación de pandemia, que ha hecho que la reivindicación política independentista haya quedado marginada».
Extracto de la Memoria de la Fiscalía Superior de Cataluña de 2020

Extracto de la Memoria de la Fiscalía Superior de Cataluña de 2020

Sin embargo, la Memoria de la Fiscalía General del Estado lo recoge así: «A diferencia de lo que ha ocurrido en el resto de territorios de España, en la provincia de Barcelona los casos de odio y discriminación por motivo ideológico han disminuido en un 62 %, descenso que, claramente, tiene su explicación en el enfriamiento o relajación del tenso clima político y la fractura social que se vivieron en Cataluña durante los años 2017 y 2018 como consecuencia de los hechos por todos conocidos».
Extracto de la Memoria de la Fiscalía General del Estado de 2020

Extracto de la Memoria de la Fiscalía General del Estado de 2020

La Fiscalía General del Estado se ha puesto en contacto con El Debate para asegurar que, por su parte, no ha habido «manipulación ni interpretación», sino que ese mismo párrafo aparece en la Memoria de la Fiscalía Provincial de Barcelona; al margen del uso que luego el Gobierno haga de los documentos: «Las referencias que se hacen respecto de afirmaciones contenidas en algunas de las Memorias citadas son textuales, por lo que no existe ninguna manipulación en su elaboración ni en las referencias a Memorias de Fiscalías territoriales».
Hace dos semanas, la Fundación Princesa de Girona anunció que por tercer año la entrega de premios será en Barcelona, y no en Gerona. Viene siendo así desde 2018, año en que el Ayuntamiento de la ciudad declaró a Felipe VI persona non grata por su discurso del 3 de octubre de 2017, dos días después del referéndum ilegal.
En Gerona, los delitos de odio por orientación política (41 denuncias) no solo no descendieron en 2020, sino que se situaron por delante de los delitos de odio por orientación sexual (14), racismo y xenofobia (16). Cuando lo normal es que estén por detrás.
El propio Sánchez utilizó ese argumento del 62 % este jueves durante su comparecencia en el Pleno del Congreso para hablar del espionaje a los independentistas. En todas sus intervenciones, el presidente del Gobierno insistió en que su «agenda para el reencuentro» está trayendo «menos polarización» y «más convivencia».
Sánchez propuso a sus socios independentistas dos reformas legales para zanjar la crisis de Pegasus que, como contó El Debate, será prácticamente imposible que las Cortes aprueben en lo que queda de legislatura: una Ley de Información Clasificada que vendría a sustituir a la Ley de Secretos Oficiales de 1968 y una reforma de la Ley Orgánica que regula el control judicial previo del CNI.
De hecho, terminada su comparecencia fuentes de La Moncloa se apresuraron a aclarar a la prensa que de momento lo que existe es la «voluntad política», pero que la tramitación de ambas será larga. En otras palabras: el presidente solo buscaba el golpe de efecto.
Solicitud de rectificación de la Fiscalía
En relación a esta información, la Fiscalía ha remitido un escrito de rectificación a El Debate donde señalan: “Las referencias que se hacen respecto de afirmaciones contenidas en algunas de las Memorias citadas son textuales, por lo que no existe ninguna manipulación en su elaboración ni en las referencias a Memorias de Fiscalías territoriales.
En concreto, el párrafo de la Memoria 2021 a que se refiere el mencionado artículo está extraído, tal y como se dice expresamente, de manera literal de la Memoria de la Fiscalía Provincial de Barcelona (pág. 194 párrafo 5)”.
Comentarios
tracking