17 de agosto de 2022

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra (i), junto a la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra (i), junto a la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda DíazEfe

Las cuentas de Podemos

La hipocresía de Podemos: la mayoría de sus contratos son temporales y con más hombres que mujeres

Los morados incumplen así su propia exigencia de que las instituciones que reciban dinero público tengan que cumplir con los requisitos de paridad entre hombres y mujeres

Podemos quiere, y exige, que existan contrataciones paritarias de mujeres y hombres. Sin embargo, la formación morada no predica con el ejemplo. Su último informe interno revela que el partido contrata a mayor personal masculino que femenino. De la misma manera ocurre con la contratación temporal. El 76 % de sus trabajadores cuentan con este tipo de contrato que tantas veces han definido como «precario».
El partido dirigido por Ione Belarra ha hecho público su informe de transparencia. Un documento que llevaba sin renovarse desde el 2020. Aprovechando el periodo estival, los morados han actualizado sus datos. Entre los mismos se encuentran los que recogen el resumen de su personal. De un total de 251 trabajadores, 191 cuentan con un contrato temporal mientras que únicamente 137 gozan de la mayor estabilidad de un indefinido. La cifra incluye los trabajadores directos del partido y los de los grupos parlamentarios. En cualquier caso, en ambos apartados se repite el mismo problema.
Respecto a la paridad, las cifras tampoco casan con lo que los miembros de Podemos defienden en la tribuna del Congreso de los Diputados o ante los medios de comunicación. Del total de 251, 137 son hombres y 114 mujeres. Esta cifra supone un 54 % de varones y un 46 % de personal femenino.

Incumplen su propia ley

En la misma página web donde aparecen estos datos, Podemos tiene publicada una información con el siguiente titular: «Podemos exige paridad en todas las instituciones del Estado y financiadas con dinero público». A continuación, se detalla: «La propuesta requiere modificar la Ley orgánica 3/2007 de igualdad entre mujeres y hombres para pasar del puro fomentar y recomendar a exigir. Es decir, cumplir la ley, una ley que se parece a la España que ya somos». Es decir, la pretensión de Podemos es que todas las empresas que reciban algún tipo de dinero público tengan que cumplir con este requisito el cual su formación no cumple.

Peor que el año pasado

Las cifras no solo reflejan la hipocresía de Podemos, sino que, además, muestran un empeoramiento de las condiciones de sus trabajadores respecto al pasado año. Si en 2020 contaban con un 64 % de temporales, en el último informe la cifra ha alcanzado el 76 %, lo que supone un aumento de un 12 % más de contratación de este tipo.
Lo mismo, aunque en nivel menor, ocurre con la paridad entre hombres y mujeres. En este caso, Podemos ha contratado un 1 % más de hombres respecto al periodo anterior: del 53 % ha pasado a un 54 % de hombres.

Temas

Comentarios
tracking