04 de octubre de 2022

Jesús María Barrientos, presidente del TSJC

Jesús María Barrientos, presidente del TSJCEuropa Press

Cataluña

El presidente del TSJC, contra las intromisiones en la Justicia: «No son legítimas ni democráticas»

Jesús María Barrientos critica la «injustificable demora» para renovar el CGPJ. Asimismo recuerda que hay que acatar las resoluciones judiciales

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Jesús María Barrientos, ha advertido que las tensiones a las que está sometida la justicia «pueden abocarla a la inoperancia y a la desconfianza». De esta forma se ha referido a la «injustificada demora» de la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Así lo ha dicho en su discurso durante la inauguración del año judicial en Cataluña, en el que también ha destacado que «el modelo de elección e indisimulado pacto político han ignorado los condicionantes sobre los que el TC asentó la constitucionalidad del modelo».
De hecho, Barrientos considera que el Congreso y el Senado «están desatendiendo su obligación lógica de mantener al poder judicial al margen de la lucha de partidos», y ha lamentado que esto puede deteriorar la imagen de la judicatura. «Está en juego su crédito y la confianza de la ciudadanía», apuntaba Barrientos, quien, eso sí, ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos porque los jueces que atienden sus asuntos «son imparciales y profesionales y nada tienen que ver con luchas de partidos».

Ni legítimo, ni democrático

El presidente del TSJC ha insistido en la importancia de la separación de poderes. Y en este sentido, ha dejado claro que todos, particulares, entidades públicas y privadas y el Estado deben «acatar las resoluciones judiciales». «Ninguno de los otros poderes puede interferir en el cumplimiento de esta potestad», decía Barrientos, que también advertía que cualquier intento de intromisión «no es legítimo, ni democrático». «Todos estamos sometidos al imperio de la Ley. No por encima de ella», proseguía Barrientos, que insistía en que «las decisiones de los tribunales son de obligado cumplimiento, también por parte de las administraciones». Y a las administraciones lanzaba otro mensaje: «solo una administración pública respetuosa con el derecho estará legitimada para exigir a los ciudadanos el cumplimiento escrupuloso de la legalidad».

Incremento «inquietante» de delitos

Palabras de Barrientos en la apertura del año judicial, en el que también ha intervenido el Fiscal Jefe del TSJC, Francisco Bañeres, quien ha destacado el incremento «inquietante» de determinados delitos en Cataluña. Según la memoria de la Fiscalía del 2021, se incrementaron en un 50% los robos con violencia respecto al 2020, y en un 22% las estafas, que mayoritariamente se cometen por internet. También ha subido en un 12% las ocupaciones ilegales. En este sentido, Bañeres ha reconocido que no se da una respuesta «con celeridad» a estas situaciones, lo que «resulta difícilmente inexplicable cuando, además, va acompañado de otro tipo de infracciones». De ahí que considere «insatisfactorio» el marco jurídico vigente y haya instado a las administraciones a cambiar la normativa.
Comentarios
tracking