29 de enero de 2023

El líder independentista Jordi Cuixart

El líder independentista Jordi CuixartEl Debate

Exclusiva

Así es la nueva vida del independentista Cuixart en Suiza tras haber sido indultado por Sánchez

Jordi Cuixart reside en la ciudad de Neuchâtel, desde donde controla la sociedad offshore que hoy desvela El Debate

El Debate ha localizado el paradero exacto en Suiza de Jordi Cuixart, uno de los condenados por el Tribunal Supremo por el proceso independentista de Cataluña. Vive en la ciudad de Neuchâtel, donde se trasladó después de ser indultado por el Gobierno de Pedro Sánchez. Este periódico publica este lunes en exclusiva que Cuixart ha constituido una sociedad offshore en el país helvético con la ayuda de un experto en baja tributación justo después de que su empresa de Barcelona haya cobrado 5,4 millones de euros en ayudas de instituciones públicas españolas.
Cuixart anunció que trasladaba su residencia de España a Suiza en julio de este año. Un cambio que alegó argumentando que tenía como objetivo «internacionalizar la causa independentista y denunciar los déficits de la democracia española». Sin embargo, en realidad ocultaba que se trataba de un trámite burocrático que necesitaba realizar para poder constituir la compañía opaca. Desde que se mudó definitivamente nunca más se había vuelto a saber de él. Hasta hoy.
Este periódico ha cazado a Cuixart entrando al complejo empresarial donde tiene domiciliada la compañía opaca. Se trata de un edificio ubicado en la Rue de la Pierre-à-Mazel 39, en pleno centro del distrito financiero de Neuchâtel. Cuixart acude a esa localización sólo algunos días. Cuando lo hace su prioridad es pasar completamente desapercibido. Por este motivo, entra y sale del recinto a deshoras para evitar coincidir con el resto de los trabajadores.
El líder independentista Jordi Cuixart

Jordi Cuixart en el complejo empresarial donde tiene la compañía opacaEl Debate

Los días que va hasta allí lo hace a las 8.40h de la mañana, cuarenta minutos después que el resto de los empleados, que acceden al complejo empresarial a las 8.00h. Dos horas después se va a comer. En Suiza se toma el almuerzo a las 12.00h, momento en el que los trabajadores dejan su puesto de trabajo, salen a comer y regresan hasta las 17.00h, cuando finaliza la jornada laboral. Sin embargo, Cuixart abandona la oficina a las 11.15h, cuarenta y cinco minutos antes que el resto, y ya no regresa.
La jornada en la que El Debate localizó a Cuixart vestía una camisa azul oscuro y encima un chaleco de color negro. Sobre él una americana gris que hacía juego con los pantalones. Calzaba unos botines granates y no llevaba corbata. El líder independentista caminaba erguido y gesticulaba mientras hablaba por teléfono. En su espalda cargaba una mochila marrón de la marca Tumi cuyo precio, dependiendo del modelo, oscila entre los 600 y los 1.150 euros. La misma que llevaba el día que acudió a declarar a la Audiencia Nacional para, seguidamente, entrar en la cárcel.
Jordi Cuixart comiendo en un restaurante de Neuchâtel

Jordi Cuixart comiendo en un restaurante de NeuchâtelEl Debate

Cuixart almorzó en un restaurante de comida mediterránea ubicado en la Rue du Stade, a cinco minutos andando del complejo empresarial. Al finalizar, pagó y se marchó sin volver a la oficina, donde sólo pasa dos horas y treinta y cinco minutos. Bajó al sótano del centro comercial La Maladière, donde tiene aparcado su vehículo. La discreción la lleva a tal extremo que, en vez de aparcar el coche en el garaje de las oficinas, lo hace en los bajos de unos grandes almacenes. Nuevamente, para pasar desapercibido.

El cerebro de la 'offshore'

De la misma manera, El Debate ha localizado a Stefano Ponta, el asesor financiero de Cuixart en Suiza. Es el hombre que ha diseñado la estructura offshore del líder independentista. Sus conocimientos societarios –él mismo se define como «El Arquitecto de las Finanzas» han hecho que los estatutos de la compañía opaca tengan una cláusula en la que se establece que la instrumental no puede ser auditada, lo que permite que Cuixart pueda hacer y deshacer con la tranquilidad de que ningún órgano externo va a revisar sus finanzas.
Este periódico ha encontrado a Ponta en la cafetería del hotel de cinco estrellas Beau-Rivage, el alojamiento más exclusivo de Neuchâtel. Lo descubrimos en un día lluvioso esperando sentado en una mesa frente a una enorme cristalera con vistas a la explanada de Mont Blanc, desde donde se divisa a un lado el lago de Neuchâtel, el más grande del país, y al otro una panorámica del casco histórico de la ciudad.
Stefano Ponta, asesor financiero de Cuixart en Suiza

Stefano Ponta, asesor financiero de Jordi Cuixart en SuizaEl Debate

Ponta figura como miembro del consejo de administración de la offshore Aranow Swiss SA, la compañía opaca de Cuixart. Su nombre fue inscrito el pasado 31 de marzo de este año en el Registre du Commerce de Neuchâtel (el organismo equivalente en España al Registro Mercantil). Junto a él también aparecen las identidades de Jan Molina Guardia y Llorenç Guasch Sariol, altos cargos de la fábrica de maquinaria que Cuixart tiene en Barcelona y ahora también accionistas de la compañía opaca.

«Lo volveré a hacer»

El pasado 22 de junio de 2021, el Gobierno de Pedro Sánchez indultó a Cuixart y al resto de líderes independentistas condenados por el Tribunal Supremo. Al día siguiente de que Juan Carlos Campo, en aquel momento era ministro de Justicia, autorizara por escrito el perdón por la condena, todos ellos salieron de prisión. Desde entonces viven en libertad. Cuixart fue condenado a nueve años de cárcel por un delito de sedición.
Los líderes independentistas encarcelados Raül Romeva, Jordi Turull, Oriol Junqueras, Jordi Cuixart, Joaquim Forn, Jordi Sànchez y Josep Rull en su salida de prisión

Los líderes independentistas saliendo de prisión tras el indultoEFE

Antes de que el Ejecutivo indultara a Cuixart, el líder independentista se jactaba de no querer ser perdonado. En mayo de 2021, mientras el Gobierno tramitaba el indulto, el Tribunal Supremo pidió a los condenados su opinión. De los doce interesados sólo se pronunció Cuixart, que dijo que él no había cometido ningún delito y que lo volvería a hacer. Estas fueron sus palabras: «¿Qué se han creído? No aceptaremos ninguna humillación. Ni arrepentimiento ni indulto. La defensa de la democracia no admite chantajes». El resto de condenados guardaron silencio.
Uno de los momentos más álgidos del líder independentista fue la noche del 20 de septiembre de 2017, cuando fue fotografiado subido al techo de un coche de la Guardia Civil alentando a un grupo de radicales. De esta manera, Cuixart, en aquel momento presidente de la organización independentista Òmnium Cultural, capitaneaba el boicot a un registro policial que se llevaba a cabo en la Consejería de Economía de Cataluña en el marco de una operación contra el referéndum ilegal.
Comentarios
tracking