08 de febrero de 2023

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, tiene un reto con la deuda.

Ximo Puig, presidente de la Comunidad ValencianaEP

Investigación

Puig dice que el caso Azud es del PP pero la Guardia Civil menciona 300 veces al PSOE y sólo seis a los populares

El principal imputado de la trama de corrupción, José María Cataluña, fue tesorero de los socialistas valencianos

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, asegura que el caso Azud es un tema de corrupción que afecta más al PP que al PSOE. «La gran diferencia es que en aquel momento gobernaban los populares», ha respondido cuando le han preguntado por el asunto. En cambio, las revelaciones de El Debate sobre el informe secreto de la Guardia Civil que acredita el modus operandi de la trama menciona en 300 ocasiones al PSOE y tan sólo 6 al PP.
El caso Azud investiga delitos de tráfico de influencias, prevaricación, cohecho, falsedad documental, blanqueo de capitales, asociación ilícita y organización criminal. La causa rastrea el reparto de comisiones millonarias entre 2003 y 2011 a cambio de obras públicas en diversos municipios. También se investiga el posible blanqueo por parte del PSOE de Valencia de las mordidas en forma de gastos electorales.
Informe de la Guardia Civil (I)

Informe de la Guardia Civil (I)El Debate

Sin embargo, Puig se refiere al asunto alegando que «estamos hablando de campañas de hace más de 15 años». El presidente socialista, que también es el secretario general del Partido Socialista de la Comunidad Valenciana (PSPV), asegura paralelamente: «Respeto siempre a la justicia, a las investigaciones, a la presunción de inocencia y al Estado de Derecho». Sin embargo, trató de evadir las peticiones de reacción a las confesiones del extesorero de los socialistas valencianos de cobro de mordidas recordando el caso Gürtel.
«La gran diferencia que hay es que en aquel momento en la Comunidad Valenciana gobernaba el PP. Esa es la gran diferencia fundamental», repitió en varias ocasiones. De la misma manera, Puig recalcó que desconoce «si alguna persona del PSPV, en un momento determinado, ha adoptado algún tipo de decisión errónea; si la adoptado, deberá tener sus consecuencias», ha dicho, pero insistió nuevamente: «Es evidente que en aquel momento el que gobernaba la Comunidad Valenciana era el PP».
Puig también se ha pronunciado sobre la petición del PP de la Comunidad Valencia, que exige que se lleve a cabo una comisión de investigación en las Cortes regionales sobre este tema para que «se depuren responsabilidades políticas». Ante esto, el presidente socialista ha asegurado: «Es interesante que el partido que gobernaba en aquel momento se investigue a sí mismo», respondió sin aclarar la implicación de altos cargos del PSOE que a día de hoy están en activo en la trama que investiga la Guardia Civil.
Informe de la Guardia Civil (II)

Informe de la Guardia Civil (II)El Debate

«Eso es lo que hubieran tenido que hacer durante mucho tiempo, que generaron una hipoteca reputacional muy grande, que afortunadamente la sociedad valenciana ha sido capaz de dar la vuelta y ahora estamos en otro imaginario que no tiene nada que ver con el que dejó el PP», remató Puig.
Durante las últimas semanas, este periódico ha desvelado numerosas exclusivas procedentes de un informe secreto elaborado por el Departamento de Delincuencia Económica y Anticorrupción de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil. En él, los investigadores han certificado que José María Cataluña, extesorero del PSOE de Valencia, controlaba una red de sociedades instrumentales y testaferros destinada al cobro de comisiones y mordidas tras el amaño de contratos públicos millonarios.
Dentro del caso Azud están imputadas más de medio centenar de personas, además de empresas. En concreto, la pieza separada número 7 del caso está detrás de las mordidas que el PSOE de Valencia recibió a cambio de adjudicaciones de obra pública a empresas que realizaban facturas falsas para justificar gastos ficticios.
Comentarios
tracking