03 de julio de 2022

Inés Arrimadas y Juan Marín

Inés Arrimadas y Juan MarínEduardo Parra / Europa Press

Ciudadanos abre una «nueva etapa» de «centro andalucista» para sobrevivir en Andalucía

El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, coordinador naranja a nivel autonómico, pretende «conectar de forma emocional con los ciudadanos», desligándose así de la dirección nacional

Los sondeos electorales –el último, el barómetro andaluz, de la Fundación CENTRA– no le son nada halagüeños a Ciudadanos, así en Andalucía como en el resto de España, de manera que Juan Marín, vicepresidente de la Junta y coordinador naranja a nivel autonómico, ha decidido jugar el último cuarto de legislatura en el «centro andalucista». Se busca abrir «una nueva etapa» en el partido, que necesita mostrar su «utilidad» para sobrevivir tras las próximas –y parece que cada vez más «inminentes», como diría Elías Bendodo– elecciones andaluzas.
Los naranjas consideran que «en los sondeos no se refleja la utilidad de Ciudadanos», a pesar de que «ningún andaluz se ha sentido solo» con ellos en la Junta. Las encuestas son «estados de opinión», y ésta no les es muy favorable en el barómetro andaluz de este mes de marzo, donde apenas mantendrían dos escaños, con el 4,3 % de los votos, frente a los 4-5, con el 5,5 % de los sufragios, que la misma consulta les otorgaba en diciembre de 2021 y a los 21, con el 18,27 % de los votos, que obtuvieron en los pasados comicios autonómicos. «Ahí están los datos».
«Este puzle de Andalucía, si le quitamos la pieza de Ciudadanos, se va a derrumbar», dicen. Así, para evitar su desaparición, en la formación naranja se trabaja en la «reconstrucción» de su espacio; empezando por «reformar la casa por dentro», con incorporaciones como Manuel Benjumea –diputado en la Diputación de Sevilla–, Carlos Hernández White –parlamentario andaluz– o Vicente García Egea –delegado territorial de Turismo en Almería–, y siguiendo por una reconversión al andalucismo.

En busca de una conexión emocional con el votante

En Cs se ha llegado a la conclusión de que no han sido capaces de «conectar de forma emocional con los ciudadanos». Por consiguiente, se apela al «centrismo andalucista» en la «nueva etapa» de la organización en Andalucía, desde donde intentan desligarse de la decadencia de su dirección nacional; llevando a cabo una «transformación comunicativa» en la que los medios de comunicación tendrían un papel clave, y contactando con «pequeñas formaciones políticas que entienden ese sentimiento andalucista de centro» y antiguos miembros de la UCD, UPyD, el CDS o el Partido Andalucista para su integración en el partido naranja, «abierto a toda la sociedad civil».
Acto de Ciudadanos durante la campaña electoral en Madrid, 2021

Acto de Ciudadanos durante la campaña electoral de Madrid, abril 2021Chema Clares / GTRES

Se da la circunstancia de que Juanma Moreno, en representación del Gobierno andaluz y, por extensión, del PP-A, lleva meses enarbolando la bandera del «andalucismo moderno», su modo particular de andalucismo. Sin embargo, desde Cs no se contempla la posibilidad de concurrir en listas conjuntas con los populares a la próxima cita electoral. «El Partido Popular, al igual que Vox, nunca va a hacer políticas para la izquierda o la extrema izquierda»; Ciudadanos se considera, pues, «un partido transversal», «de centro y andalucista».
La «máxima aspiración» de los naranjas es «seguir gobernando». Para ello, Ciudadanos celebrará en Córdoba el 14 de mayo un acto como «pistoletazo de salida» de esta «nueva etapa». Será el inicio de la (pre)campaña electoral de la formación, y el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, socio de Juan Marín, está invitado, de momento.

Temas

Comentarios
tracking