10 de diciembre de 2022

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, tras la firma del decreto ley de bajada de impuestos

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, tras la firma del decreto ley de bajada de impuestosEFE

El PP de Moreno convalida la supresión del impuesto de patrimonio en Andalucía con el apoyo de Vox

El PSOE-A acusa al Gobierno de Moreno de atraer a «mercenarios fiscales», y Vox le pide una «auténtica» rebaja fiscal en los presupuestos

El sexto paquete de rebajas fiscales del Gobierno de Juanma Moreno es ya una realidad total. El Pleno del Parlamento de Andalucía convalidó este miércoles el decreto por el cual se deflactan los tres primeros tramos de la escala autonómica del IRPF en un 4,3 %, se suprime el impuesto de patrimonio y se suspende el canon del agua para 2023. Al PP-A, que hizo prevalecer su mayoría en la Cámara, se le unió Vox, a pesar de considerar insuficiente la reducción impositiva.
La convalidación del decreto estaba garantizada. La mayoría absoluta de los populares en el Pleno la garantizaba. Sin embargo, quedaba por ver con cuánto respaldo ajeno iba a contar una iniciativa que parte de un Ejecutivo autonómico pero que tanto revuelo ha suscitado a nivel nacional. El Gobierno del socialista Pedro Sánchez reaccionó con el anuncio de un nuevo impuesto a las grandes fortunas, pero el presidente de la Generalidad Valenciana, el también socialista Ximo Puig, anunció una bajada del IRPF.

Dinamización y competitividad

La ponente del decreto, la consejera andaluza de Economía y Hacienda, Carolina España, defendió que con el paquete de rebajas fiscales que buscaba convalidar se persigue un «doble objetivo»: la dinamización de la economía y colocar a Andalucía entre las comunidades autónomas fiscalmente más competitivas. Además, justificó la vía del decreto ley por la necesidad de una respuesta «inmediata» a la actual situación económica.
España apuntó que el decreto tendría efecto retroactivo desde el 1 de enero de 2022 y detalló su impacto económico. La consejera cifró en 124,2 millones de euros el ahorro de las familias de rentas medias y bajas en concepto de IRPF. La suspensión del canon del agua durante 2023 supondrá un ahorro de 140 millones para las familias y las empresas. Por el impuesto de patrimonio, la Administración andaluza dejará de recaudar 95 millones, el 0,6 % de los ingresos tributarios de la Junta.
Con este decreto, los andaluces dejarán de pagar 359 millones de un total de 899 millones de ahorro fiscal en 2023, entre todas las bajadas de impuestos que ha impulsado Juanma Moreno desde 2019, según su consejera Carolina España. No obstante, Maribel Mora, diputada de Adelante Andalucía, tachó estas medidas de «populistas», y la portavoz de Por Andalucía, Inmaculada Nieto, acusó al Gobierno de Moreno de competir en «dumpin fiscal».

Vox pide una «auténtica» rebaja fiscal

Las críticas de Vox fueron en el sentido opuesto a la izquierda. Javier Cortés desmintió que el Ejecutivo autonómico esté bajando los impuestos con este decreto, ya que las familias que ingresan «un poco más» de la media no se beneficiarán de la «tan cacareada» deflactación y pagarán más por IRPF. «Hay que tratar a todos por igual y sin miedo a lo que diga la izquierda», afirmó el diputado sevillano.
Cortés instó al Gobierno de Moreno a incluir en los próximos presupuestos una «auténtica» rebaja fiscal que pase por bajar medio punto la tarifa autonómica del IRPF y a eliminar definitivamente el canon del agua. Del mismo modo, criticó el «error mayúsculo» de anunciar el decreto «queriendo robar contribuyentes a nuestros hermanos catalanes»; un error que «ahonda en el enfrentamiento y la ruptura de afectos y lazos comunes entre los diferentes pueblos de España», según el de Vox.
Por su parte, el parlamentario socialista, Gaspar Llanes, aseguró que el decreto supondrá un «festín» para los ricos y «migajas» para la mayoría de los andaluces. «Para ustedes, las rebajas fiscales son como para Don Quijote el bálsamo de Fierabrás, algo milagroso para todo», manifestó Llanes. Para el PSOE-A, estas bajadas de impuestos sólo atraerán a «mercenarios fiscales».
En cualquier caso, el decreto salió adelante con 69 votos a favor, del PP-A y Vox, y 36 en contra, del PSOE-A, Por Andalucía y Adelante Andalucía. El diputado popular Antonio Repullo se congratuló de que el Gobierno de Juanma Moreno abriera el debate económico en España.
Comentarios
tracking