27 de mayo de 2022

Jóvenes de la asociación S'ha acabat en una manifestación el 12 de Octubre

Jóvenes de la asociación S'ha acabat en una manifestación el 12 de OctubreS'ha acabat

S’ha Acabat denuncia amenazas de muerte a algunos de sus miembros

El vicepresidente y la secretaria de la entidad han recibido mensajes como «la próxima vez os quemaremos a vosotros»

La asociación constitucionalista S’ha Acabat ha denunciado que varios de sus miembros, su vicepresidente, Jordi Salvadó, y su Secretaria, Eva Fernández han recibido amenazas de muerte en los últimos días en sus teléfonos particulares. Amenazas que se deben a «motivos ideológicos», dicen desde la entidad.
Este lunes los dos recibieron una llamada de un número oculto. Al descolgar sonó un mensaje grabado en catalán que decía: «Vosotros, fascistas, sois los terroristas. La próxima vez no quemaremos contenedores, os quemaremos a vosotros porque al fascismo se le combate. Feliz Navidad y puta España». Ya de madrugada, Jordi Salvadó recibió otra llamada, también desde número oculto, en la que alguien, con voz distorsionada dijo: «Puto español de mierda».
Pero el acoso a los miembros de la asociación constitucionalista no acaba aquí, porque además sus números de teléfonos se han difundido en varios grupos de Telegram y WhatsApp, y se han usado para registrarlos en páginas web de publicidad, de organización de eventos ilegales o de contenido sexual, y les llegan mensajes continuamente.
En El Debate hemos tenido acceso a algunos de estos grupos. Uno de ellos tiene 665 miembros, se habla de la supuesta celebración de una fiesta clandestina que organizan dos personas, y facilitan el número de teléfono personal de los dos miembros de S’ha Acabat. Y la persona que da estos teléfonos, también apunta: «Bailaremos al grito de gora eta hostiaaa». Otro de los grupos tiene casi 2.500 miembros y se dedica a la compra-venta de entradas.
El vicepresidente de S’ha Acabat, Jordi Salvadó, ha explicado a El Debate que la primera llamada fue breve pero «impactante». Y desde entonces, no ha dejado de recibir mensajes y otras llamadas vía WhatsApp. Este martes al mediodía ha recibido la que por el momento, ha sido la última llamada de este tipo: un minuto de silencio, «aterrador, se me ha puesto la piel de gallina porque escuchaba un susurro pero nadie me respondía». Aun así, Salvadó dice que tanto él como Eva Fernández están «bastante tranquilos», si bien al principio sentí «cierta preocupación» porque estaban circulando por las redes sociales sus números de teléfonos particulares. En cualquier caso, deja claro que «no van a claudicar» y aunque quieran que sientan miedo, «no dejaremos de defender una Cataluña dentro de España». El vicepresidente de S’ha Acabat dice que con estas actitudes, «demuestran la miseria moral de unos fanáticos que sólo saben expresarse a través de la amenaza».
Lo cierto es que esta asociación está en el punto de mira del independentismo más radical. En los últimos meses han atacado carpas que S’ha Acabat ha instalado en la plaza Cívica de la Universidad Autónoma de Barcelona, han acosado a sus miembros, y más recientemente intentaron boicotear un acto, también en la UAB, con el que desde la entidad constitucionalista pedía «libertad ideológica» en la universidad. Los Mossos tuvieron que intervenir porque los radicales intentaron romper el cordón policial. 
Comentarios
tracking