27 de mayo de 2022

Sede del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, en Barcelona

Sede del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, en BarcelonaEFE

Nuevo varapalo judicial a la inmersión lingüística: el TSJC anula el proyecto lingüístico de un instituto de Vila-Seca (Tarragona)

Con éste ya son ocho los proyectos que tumba la justicia por no incluir el castellano como lengua vehicular. Además, en este centro se usaba el inglés o el alemán antes que el español

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha anulado el proyecto lingüístico del Instituto Ramon Barbat de Vila-Seca (Tarragona), porque no incluía al español como lengua vehicular. Decisión que ha tomado la Sala de lo Contencioso-Administrativo al aceptar parcialmente el recurso presentado por una familia contra la resolución del consejero de Educación, Josep González-Cambray, de enero de 2020, que desestimaba la solicitud de modificación del régimen lingüístico de este instituto.
El Tribunal dice ahora que el colegio debe ofrecer «una enseñanza que incluya el castellano como lengua vehicular, en proporción razonable», y fija de entrada, que sea un 25% de las horas lectivas, «para lo que deberá efectuarse la adecuación del proyecto lingüístico». En la sentencia, el TSJC explica que el proyecto vigente fue aprobado el 4 de noviembre del año pasado por el Consejo Escolar y «no contempla ninguna previsión respecto de la lengua castellana en cuanto lengua vehicular y de aprendizaje, sin establecimiento de porcentaje». Es más, en su resolución, el alto tribunal deja claro que «el catalán es la lengua de uso habitual, y aunque se contempla la lengua inglesa y alemana, no existe previsión de utilización del castellano».
Un nuevo varapalo judicial para la Generalitat, que recordemos, ha asegurado «protección jurídica» a la dirección de los centros educativos y a los docentes ante los «ataques» al catalán en la escuela, y a aquellas personas que «sufran ataques ilegítimos por defender el uso del catalán», según decía la portavoz del Govern, Patricia Plaja.
En cualquier caso, ya son ocho los proyectos lingüísticos de colegios e institutos que ha anulado el TSJC por no incluir el castellano como lengua vehicular en la educación. Y esta decisión coincide con la campaña «Escuela de todos» que impulsan once asociaciones que defienden el bilingüismo en Cataluña, como la AEB, Sociedad Civil Catalana o Impulso Ciudadano. Se hacen charlas, se montan carpas informativas en la calle o se mantienen reuniones con asociaciones de padres, por ejemplo, en las que se explica el contenido de la sentencia del TSJC sobre el 25% de castellano en la escuela, y en las que se facilita a los padres que puedan participar en una demanda conjunta para presentar ante el tribunal una petición de ejecución de la sentencia.
También desde esta plataforma «Escuela de todos» se ha enviado una carta al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y al consejero de Educación, Josep González-Cambray, en la que les piden poder mantener una entrevista para explicarles «propuestas» sobre la aplicación de la sentencia. 

Temas

Comentarios
tracking