04 de julio de 2022

Puigdemont, durante la celebración de una rueda de prensa tras la decisión de la Justicia italiana

Puigdemont, durante la celebración de una rueda de prensa tras la decisión de la Justicia italianaEFE

Puigdemont promocionó Ethereum en sus redes, una criptomoneda que ha caído un 60 % en seis meses

Puigdemont argumentó su inversión, no como una forma de escapar del fisco español y belga, sino como una manera de experimentar sistemas de gobernanza mediante la tecnología blockchain

A finales del año pasado, Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat, anunció en Twitter la apertura de una cuenta Ethereum, la segunda criptomoneda con mayor circulación tras el Bitcoin.
Puigdemont argumentó su inversión, no como una forma de escapar del fisco español y belga sino como una manera de experimentar sistemas de gobernanza mediante la tecnología blockchain que permite la gestión de las criptomonedas. El compromiso y entusiasmo del prófugo, expresidente de la Generalitat, es tal que en su perfil de Twitter promociona esta criptomoneda con el dominio krls.eth y anima a sus seguidores, más de 102.000 en el Consell de la República, a que siguieran su ejemplo.
La aventura de Puigdemont en criptomonedas, que puede haber impulsado a muchos seguidores suyos a seguir su ejemplo, ha tenido un resultado ruinoso, dado que, cuando Puigdemont anunció su entrada en el mundo cripto, Ethereum tenía un valor de 4.891 dólares y hoy solo vale 1.945 dólares, un 60 % menos. En la última semana, ha caído un 13 % y en un solo día ha perdido un 6 % de su valor.
La cripto moneda que promocionó Puigdemont, Ethereum, fue creada por el ruso Vitalik Buterin, hoy es la segunda criptomoneda tras el Bitcoin. Buterin, de solo 28 años, reside en Canadá y atesora una fortuna de más 800 millones de dólares según Forbes, y ha manifestado que su criptomoneda es neutra, aunque él se ha posicionado contra Putin con el que ha reconocido que en el pasado ha tenido relación.
Ese distanciamiento de Buterin de Putin no es obstáculo para que muchos magnates rusos usen Ethereum, de hecho The New York Times calcula que el 12 % de las criptomonedas en el mundo están en manos de Rusia y que Kazajistán, la república centroasiática aliada de Putin es el tercer foco de cripto minería del mundo.

Una cripto república en Cataluña

La incursión de Puigdemont en el mundo cripto empezó cuatro días antes de la declaración ilegal de independencia, el 27 de octubre de 2017, cuando recibió en su residencia oficial a un enviado del Kremlin, Seguei Motin, quien, según ha declarado Victor Tarradellas, ex responsable de relaciones internacionales de Convergencia Democrática de Cataluña, el partido de Puigdemont, Pujol y Artur Mas, y organizador del encuentro, ofreció 500.000 millones de dólares y 10.000 soldados a cambio de que la no nata republicana catalana fuera un lugar donde las criptomonedas fueran de curso legal.

Encuentro con un criptogurú en Ginebra

Más tarde, en junio de 2019, Puigdemont se reunió en el Hotel Four Sesions de Ginebra con el oligarca ruso, Yuri Emelin, CEO de CFC Saint Moritz, una empresa dedicada a organizar eventos en Suiza sobre inversión en criptomonedas, a estos eventos acuden millonarios de todo el mundo, entre ellos oligarcas rusos que invierten en Ethereum. De esta relación, Puigdemont evolucionó hasta la creación de su cuenta en Ethereums, camino que han seguido un número indeterminado de sus seguidores.
Comentarios
tracking