13 de agosto de 2022

Carles Puigdemont da un discurso en el congreso de JxCat celebrado este sábado en Argelers

Carles Puigdemont da un discurso en el congreso de JxCat celebrado este sábado en ArgelersEFE

Cataluña

La Cámara de Comercio de Barcelona, en clave independentista

En el pleno de este miércoles se aprobará una declaración de reconocimiento oficial del Consell per la República, el chiringuito independentista presidido por Puigdemont

La Cámara de Comercio de Barcelona votará este miércoles, en el pleno, una declaración en la que reconoce de forma oficial al llamado Consell per la República (CxR), el organismo independentista que dirige, desde Waterloo, el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. No sólo eso, sino que en el texto se considera que la mejor política económica es conseguir «un Estado propio». La institución cameral está controlada por la candidatura independentista Eines de País, impulsada por la Asamblea Nacional Catalana (ANC).
En un primer momento asumió la presidencia de la entidad Joan Canadell, que la dejó tras concurrir a las elecciones al Parlamento de Cataluña por Junts. Su sucesora, Mónica Roca, le dio a la institución un perfil algo menos político, se orientó más hacia la economía, pero en los últimos tiempos parece que quiere otra vez marcar un rumbo más político. Y es que en el pleno no sólo se reconocerá al CxR, sino que también se votará para cambiar el escudo de la institución y quitar la corona, alegando motivos históricos. Quieren recuperar el escudo que el Consulado de Mar tenía en el siglo XIV, que consideran más moderno.
En la declaración se pide una política económica «valiente» que ponga el acento «en la gestión desde Cataluña», y sobre todo, que acabe con el agravio que sufre este territorio respecto «a las inversiones en infraestructuras». De esta forma, aprovecha para hacerse eco de unas de las últimas polémicas surgidas en Cataluña: el déficit de inversión del Estado, por el que la patronal Foment del Treball también pidió explicaciones. Por todo ello, y porque consideran que hay que priorizar «la defensa del tejido productivo a nivel interno y también en el exterior». En el manifiesto se reivindica que «la mejor política económica es la de contar con un Estado propio».
Y además de hacer esta consideración, el texto recoge la necesidad de colaborar desde diferentes ámbitos con aquellas entidades e instituciones que tienen este objetivo, y de ahí que exprese «el reconocimiento merecido al Consell per la República» por su «preciada labor para conseguir este objetivo (la independencia)», que considera «tan necesaria como urgente para el tejido productivo del país». En el texto también se reconoce a la llamada «Asamblea de Representantes, constituida recientemente en la Cataluña Norte, como órgano legítimo de representación».
Será un pleno con otros puntos polémicos. No sólo el que recoge el cambio del escudo de la entidad para quitar la corona, lo que algunos socios critican y atribuyen a una cuestión «ideológica». También se votará un posible cambio de estatutos para reducir a dos las llamadas «sillas de plata», asignadas a empresas que pagan unos 75.000 euros anuales para ocuparlas.
Comentarios
tracking