01 de octubre de 2022

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès

El presidente de la Generalitat, Pere AragonèsEuropa Press

Cataluña

La política exterior de la Generalitat, viento en popa para promover el separatismo: nueva 'embajada' en Brasil

El presupuesto para política exterior este año es de 28,5 millones de euros, y unos 12 van destinados a las 'embajadas'

El Govern ha aprobado la creación de una nueva «embajada» en Brasil. Tendrá la sede en Brasilia, y según el ejecutivo catalán, se trata de una delegación en un país «clave» y «de especial interés para Cataluña por los vínculos existentes y potenciales». Hay que tener en cuenta que el departamento que se encarga de las relaciones exteriores de la Generalitat y que dirige Victoria Alsina, cuenta con un presupuesto para este 2022 de casi cien millones de euros, el doble que en las anteriores cuentas. Y en concreto, en lo que se refiere a política exterior, la Generalitat destinará 28,5 millones de euros, diez más que en el último presupuesto que se aprobó.
Para este año se han anunciado la apertura de seis nuevas 'embajadas', de las que cinco ya se han puesto en marcha: además de esta en Brasil, las de Andorra, África Meridional, Corea del Sur y Japón. Faltaría la de África Occidental (en Senegal). Para estas delegaciones en el exterior, se destinan 12 millones de euros, cinco más de lo que recogían las últimas cuentas. Y es que el objetivo del Govern es «ampliar la capacidad de incidencia de Cataluña en el mundo», según aseguró la consejera de Política Exterior, Victoria Alsina.

14 'embajadas' en funcionamiento

Pero además, la Generalitat dispone de otras 14 'embajadas' que ya están plenamente operativas y de las que 12 tienen un delegado titular. Todos los delegados tienen un sueldo de 90.000 euros, y hay que añadir el alquiler de los locales y el sueldo del personal que trabaja en estas delegaciones. La más numerosa es la delegación ante la UE, que cuenta además con un delegado adjunto, en la que trabajan unas 16 personas. Y el alquiler más caro es también el de esta delegación en Bruselas. En total, en lo que llevamos de año, la Generalitat se ha gastado en este concepto ocho millones de euros, un 20 % más que en 2020.
Y para el sueldo del personal se van a destinar unos 850 mil euros. Los delegados, como decíamos, tienen un importante sueldo público, de 90 mil euros, pero, sin embargo, sus actividades no están sometidas a control. El Govern dice que este personal «no tiene condición de alto cargo y sus funciones se circunscriben a las de confianza de asesoramiento, quedando excluido de su ámbito funcional la representación institucional. Por este motivo, el personal eventual no dispone de los que la Ley 19/2014 denomina agenda oficial, que se refiere únicamente a los que tienen condición de alto cargo o autoridad». En definitiva, como son cargos de confianza, no tienen la obligación de comparecer en el Parlament, por ejemplo, para rendir cuentas.

Después del 155

A raíz de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, el Gobierno suspendió las delegaciones de la Generalitat en el extranjero. Sin embargo, una vez recuperadas las competencias, tras las elecciones de diciembre de 2017, no sólo se reabrieron las 13 que ya tenían, sino que desde el Govern se anunció que se potenciaría aún más la política exterior de la Generalitat. Y este año, de hecho, se ha destinado a ello más recursos económicos, y también se abren seis nuevas 'embajadas'.
Por cierto, el Govern también ha reestructurado algunas de sus delegaciones. Y así por ejemplo, la delegación en Europa Central representará al ejecutivo catalán en Austria, Eslovaquia, Eslovenia, Hungría, Liechtenstein, Polonia y la República Checa; mientras que la delegación del sureste de Europa tendrá como zona de actuación Croacia, Bosnia, Bulgaria, Montenegro, Rumanía y Serbia. Se ha anunciado, por otro lado, que la delegación en Estados Unidos también incluirá a Canadá.

Temas

Comentarios
tracking