Fundado en 1910

08 de junio de 2023

Meritxell Serret

Meritxell SerretJordi Bedmar Pascual

Cataluña

Serret dice en el TSJC que obedeció «el mandato» del Parlament sobre el 1-O frente al TC

Este miércoles se celebra el juicio contra la consejera de Exteriores por su participación en el referéndum ilegal

La consejera de Exteriores de la Generalitat, Meritxell Serret, ha defendido que «ponderó» entre obedecer al Tribunal Constitucional y el «mando democrático» del Parlament. Así lo ha asegurado ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, donde este miércoles se celebra el juicio contra la que fuera consejera de Agricultura en el gobierno de Carles Puigdemont. Está acusada de un delito de desobediencia, por su implicación en el referéndum ilegal del 1 de octubre. La fiscalía pide para ella un año de inhabilitación y 12.000 euros de multa.
Serret ha explicado que continúa manteniendo la convicción de que el derecho a la autodeterminación es una derecho político que se tiene que poder defender libremente. De ahí que no viera ningún inconveniente que se pudiera organizar un referéndum que «no vulnera los derechos de nadie». Además, ha dicho que a la hora de desobedecer al TC tuvo en cuenta que los únicos requerimientos que recibió eran por los decretos de convocatoria del referéndum y que había personalidades internacionales que defienden que el decreto a la libertad de expresión incluye el derecho a la autodeterminación de los pueblos.

Conflicto de raíces democráticas

En un discurso de unos 10 minutos, Serret también ha defendido que el «conflicto» entre Cataluña y el resto de España es un «conflicto de raíces democráticas» que «sólo se puede resolver con una negociación democrática y política». Por este motivo, ha lamentado que el Estado haya judicializado esta cuestión, haya querido «criminalizar» una ideología y también haya querido anular «la vía política impidiendo el debate político en el Parlament».
Argumentos que le han servido para dejar claro que ella quiso ser «leal» con el «mandato democrático» del 1 de octubre, porque «votar no es delito y el proyecto independentista y republicano es legítimo».
La fiscalía acusa a Meritxell Serrat de haber aprobado el presupuesto de 2017 que incluía partidas destinadas para el referéndum y también de haber firmado el decreto de convocatoria de este referéndum a pesar de las advertencias del Tribunal Constitucional. La fiscal, Neus Pujal, dice que al menos desde noviembre de 2015, el gobierno catalán y el parlament, junto con diferentes entidades independentistas, iniciaron un proceso, con funciones diferenciadas, pero con el objetivo común de conseguir la independencia de Cataluña. En el caso concreto de Serret, hay que tener en cuenta que fue consejera de Agricultura desde finales de enero de 2016 hasta que fue cesada en aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Críticas de Ponsatí

Serret, recordemos, fue una de las consejeras que huyó a Bélgica, pero finalmente en 2021 decidió personarse ante el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, que derivó la causa al TSJC. Se da la circunstancia de que ayer, la exconsejera Clara Ponsatí, que volvió a España tras cinco años en el extranjero, cargó duramente contra Serret, a la que acusó de irse paseando «por el mundo y poner la bandera española tres veces más grande que la catalana». De paso, aprovechó para arremeter contra el actual gobierno de la Generalitat por ser una herramienta «de la ocupación española».
Por otro lado, y como apunte curioso. La fiscal del caso, Neus Pujal, iba a intervenir en catalán durante el juicio, pero el abogado de Serret, Íñigo Iruin, vasco, ha pedido que lo hiciera en castellano porque no entendía bien el catalán.
Comentarios
tracking