Los vecinos denuncian que los asentamientos son "vertederos"

Los vecinos denuncian que los asentamientos son «vertederos»@arletvallcarca

Cataluña

Ratas y problemas de seguridad: los vecinos, hartos de los asentamientos okupas en el viaducto de Vallcarca

Los vecinos de Vallcarca, un barrio que se encuentra en el distrito de Gracia de Barcelona, están hartos de los asentamientos y casas okupas que hay en la zona, y que generan problemas de seguridad, de convivencia y también de salubridad. Bajo el viaducto de Vallcarca se encuentra uno de estos asentamientos que se ha ido consolidando y creciendo en los últimos años.

Los vecinos explican que esa zona es «un nido de ratas. Eso se ve cada día, las ratas por las noches paseando por ahí». Pero no solo está esa problemática, sino también las molestias que causan a los vecinos: «hasta la una de la madrugada hay ruido y por la mañana temprano empiezan a romper hierros y no te dejan descansar». Lo dice un vecino del barrio, que deja claro que «es invivible».

Hay que tener en cuenta que muchas de las personas que viven en esos asentamientos se dedican a la recogida de la chatarra. Y de ahí que en lugar en el que viven se haya convertido también en su lugar de trabajo, en el que se acumulan hierros y morralla. Y este vecino de Vallcarca también se pregunta cómo las administraciones permiten que la gente de los asentamientos pueda permanecer ahí, «entre ratas, cajas o plásticos». Y este vecino denuncia que también hay niños, «y no creo que vayan a la escuela», apunta.

Otros vecinos también denuncian que las fiestas o las barbacoas en solares del barrio están a la orden del día, y sin que el Ayuntamiento o la Guardia Urbana mueva un dedo para evitarlo. También lamentan que esos asentamientos se hayan convertido en un auténtico «vertedero».

Ante este panorama, desde Vox han pedido al ayuntamiento de Barcelona el desalojo inmediato de estos asentamientos y también de las casas okupas del barrio. Su portavoz, Liberto Senderos, ha recordado en la Comisión de Presidencia que los vecinos del Vallcarca llevan años denunciando la deplorable situación en la que se encuentran estos asentamientos. Y por ello, ha defendido que «es necesario echar a los okupas de inmediato para poder empezar a construir la Rambla Verde de Vallcarca, que lleva décadas de retraso».

Senderos también ha explicado que la zona de las calles de la Farigola y de Argentera, se ha convertido en la entrada principal de los asentamientos, donde los okupas acumulan todo tipo de materiales que suponen un peligro: hierros, bombonas de gas, materiales inflamables, entre otros. «Es necesario la intervención de la Guardia Urbana y también de los servicios sociales que atiendan aquellos menores o personas vulnerables que viven en los asentamientos y casas okupadas».

El equipo de gobierno municipal ha rechazado este ruego de Vox, si bien el teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle, ha admitido que hay un problema en el barrio, y ha dejado claro el compromiso del Ayuntamiento de Barcelona para «erradicar los asentamientos».

En este sentido, el presidente del grupo municipal de Vox, Gonzalo de Oro, también ha recordado que los anteriores alcaldes, Xavier Trias, o Ada Colau, no hicieron nada, pero «tampoco lo está haciendo Jaume Collboni». Por este motivo, ha pedido que «Barcelona deje de ser el parque temático de okupas y de antisistema».

Comentarios
tracking