24 de septiembre de 2022

Imagen del escenario principal del Festival Medusa de Cullera (Valencia)

Imagen del escenario principal del Festival Medusa de Cullera (Valencia)EFE

Tragedia en el Festival Medusa (Cullera)

«Nos dimos cuenta de lo que estaba pasando cuando empezó a llover ceniza»

El intenso viento, con rachas próximas a los 80 km/h, han provocado la caída de varias estructuras. Hay un fallecido y una veintena de heridos

Al menos una persona ha muerto y otras 17 han resultado heridas después de que se haya venido abajo una estructura en el Festival Medusa de Cullera (Valencia). Las fuertes rachas de viento han provocado este incidente, que ha obligado a cancelar el festival y a trasladar a decenas de personas a un lugar seguro.
Sobre las cuatro de la madrugada la fuerza del aire ha provocado la caída de varias estructuras, entre ellas el cartel de grandes dimensiones de la entrada principal, y partes de los escenarios. Algunos de los asistentes han explicado que han notado como una «tormenta de arena». La explicación que dan desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) es que durante la madrugada se han producido «reventones cálidos», un fenómeno meteorológico que aúna rachas fuertes de viento y bruscos ascensos de temperatura.
«Había varios escenarios, nosotros estábamos en el escenario tecno y empezaron a llover cenizas», ha comentado a TVE Jesús Carretero, unos de los asistentes al Medusa Festival. «Cogí a mi hermano y lo empecé a abrazar, por esas cosa que tienes de ser hermano mayor, porque las cenizas estaban ardiendo (...). Me dice: 'Oye, que se ha ido corriendo la DJ'. Yo estoy como estoy, no creía que fuera verdad (...). Me empiezo a dar cuenta de que es una cosa seria porque la ceniza ardía (...). A los pocos minutos ves que hay un muerto y te das cuenta de que lo has tenido al lado. La persona que ha fallecido podría haber sido yo o podría haber sido cualquiera. Es una tragedia».
A pesar de que su escenario no se vio afectado, Carretero ha sufrido heridas leves. «Tengo alguna quemadura en el brazo por la ceniza que iba cayendo. Le ha pasado a todo el mundo que estaba ahí. No nos creíamos lo que estaba pasando porque estábamos alejados del escenario donde ha pasado (...). Había gente gritando, muy alarmada y, cuando hemos visto a la gente gritando, nos hemos dado cuenta de la gravedad de lo que estaba pasando».
Ana Álvarez, otra testigo que ha respondido al Canal 24 horas, ha confirmado algunas de las condiciones que se producen cuando hay un reventón cálido: «Yo estaba un poco más alejada (...). Primero empezaron a caer gotas y después hubo un viento cálido con mucha arena».
El festival esperaba reunir hasta el domingo a unas 320.000 personas y comenzó este viernes su programación oficial de música electrónica. La organización del Festival ha emitido un comunicado en el que informan de que el recinto ha sido desalojado como medida preventiva y con el objetivo de garantizar la seguridad de los asistentes, y que se «suspende temporalmente su actividad».
Comentarios
tracking